martes, 17 de septiembre de 2019

Reseña: The Cutthroat Brothers - Taste For Evil (Hound Gawd! Records, 2019)




Cuando estás es búsqueda de componer música nueva, no necesariamente significa que quieras sonidos del futuro. En ocasiones lo mejor es tomar lo que ya hicieron otros y evitar todo tipo de complicaciones. Al menos en el caso del rock & roll resulta muy complicado pensar que en la actualidad se pueda crear algo realmente novedoso.

Fue con un pensamiento similar que en el 2018 nació el dueto The Cutthroat Brothers. La mayor peculiaridad es que ambos integrantes son barberos en la vida real. Pero a pesar de llevar una vida tradicional bastante normal, en el fondo son unos apasionados de los sonidos grasosos y salvajes de bandas como The Cramps, The Gun Club y The Sonics.

De esta manera, para romper con la monotonía que significa afeitar y cortar el pelo a desconocidos, la pareja conformada por Jason Cutthroat (voz, guitarra) y Donny Paycheck (batería) ofrece música con la que cualquiera se puede identificar.

El resultado de su sonido es tan sencillo como su formación. Ambos integrantes buscan alejarse lo más posible de la tecnología al momento de componer y grabar. Para ejecutar rock & roll lo único que necesitan son sus instrumentos  y mucha actitud.

Por otra parte, en realidad no son del todo unos novatos. Al menos en el caso de Donny, hace más de 25 años fue unos de los fundadores de Zeke. Aunque al final se salió de la banda para convertirse en un barbero profesional.

Pero ahora la pareja presenta su segundo álbum que además tiene una sorpresa. El productor del material es Jack Endino, famoso porque vivió el apogeo del grungedentro de su currículum ha trabajado con grupos como Nirvana, Soundgarden, Green River, U-Men, Tad, Screaming Trees y Mono Men.

En este caso, el binomio compuso 10 canciones en las que hablan de sangre, demonios, drogas y sexo, todo musicalizado con rock & roll, blues y punk. Para complementar el concepto, ambos integrantes se presentan en cada uno de sus conciertos con ropa manchada de sangre como si en realidad fueran unos barberos asesinos.

El trabajo abre con "Taste For Evil", una pieza corta de duración pero en la que se escucha una fuerte influencia de The Immortal Lee County Killers y The Quadrajets. Lo único que se necesita es una batería furiosa y una guitarra con distorsión para empezar con las lecciones de rock. Por su parte, "Wrong" tiene el espíritu campirano y diabólico del ZZ Top de los setenta. A su vez, "Medicine" es la muestra más cercana al punk gracias a su muy corta duración y lo directo de su sonido.

No existen sorpresas ni mensajes ocultos. Lo que se puede esperar de dos personas con una guitarra eléctrica y una batería es lo que se obtiene. Se trata de música tan sencilla y directa que simplemente busca imitar los inicios del rock & roll.



miércoles, 11 de septiembre de 2019

Reseña: Las Aspiradoras - Analgesia, Sedación, Delirio (Soundflat Records, 2019)




Para algunos grupos, encontrar un sonido distintivo que los aleje del resto les toma toda la vida; en cambio, otros lo consiguen al instante. Es dentro de la segunda clasificación donde se ubica el quinteto español Las Aspiradoras y su endemoniado garage-punk gritón y rudimentario.

El combo nacido en 2009 nunca se ha preocupado por madurar o evolucionar. Desde su primera composición hasta la más reciente, absolutamente todas suenan igual. Gran parte de su estilo es gracias a Chicho, el fundador y único integrante que ha permanecido desde el inicio. Tiene una voz tan peculiar que resulta imposible confundirla. Se encuentra a medio camino entre un Gremlin y los zombies de George A. Romero.

Después de una década en la que se han enfrentado a todo tipo de adversidades, los cinco integrantes tienen listo su tercer LP y al igual que los anteriores es editado por el sello alemán Soundflat Records. 

Lo último que había presentado el conjunto era el EP Autodestrucción en 2016 (del que ya escribimos nuestra reseña). La única diferencia con la actualidad es que hubo una actualización en los integrantes. Ahora se suman Fabiano en los ritmos primitivos y Carlos en la guitarra, quien también es miembro de Thee Braindrops (y de quienes ya reseñamos su primer 7"). 

El trabajo es directo y de inmediato inicia el desfile de guitarras con fuzz acompañadas del teclado farfisa de ultratumba. La canción elegida para romper el silencio es "Vaya Chapa" que de forma paulatina ingresa en una atmósfera tétrica, la cual desemboca en "Amor de Madre" y su acelerado ritmo punk rock ideal para azotar las paredes.

El álbum está conformado por 11 composiciones, de las cuales dos son covers de oscuras joyas del rock & roll primigenio de los sesenta. En primera instancia aparece "Mi Chica", una reinterpretación del grasoso y protopunk "The Girl Can't Dance" de Bunker Hill, que se convierte en un torbellino de sonidos que arrasa con todo lo que encuentra a su paso.

A su vez, el quinteto español grabó "Es Una Pena", la cual es una peculiar adaptación de "It's A Cryin Shame" de The Gentlemen. Aunque existe una ligera actualización en cuanto al sonido, lo que realmente vale la pena es la forma cómica en que traducen la letra original de la canción.

Finalmente, el álbum concluye con "Figurante De Bingo", una frenética pieza semi instrumental que deja los ánimos a tope y todo listo para volver a escuchar el material todas las veces que sean necesarias.

En menos de media hora termina la ceremonia de garage-punk cavernícola atascado de fuzz. Lo que confirma el nuevo trabajo de Las Aspiradoras es que siguen sonando exactamente igual que desde que comenzó la banda y probablemente eso es algo que nunca cambiará.


lunes, 9 de septiembre de 2019

Reseña: Les Robots - The Fascinating World of Les Robots (Spazz Records, 2019)




El humano siempre ha sentido una fascinación por conocer lo que existe en otros mundos. A la fecha no se sabe con certeza lo que sucede después de la muerte ni lo que hay fuera de este planeta. Pero ahora llega desde una galaxia desconocida y otro espacio temporal el primer LP de Les Robots a través del sello holandés Spazz Records.

El dueto de origen desconocido y con integrantes que simplemente se identifican como D.V.R. y R-JoHN cuenta con dos 7" previos (ambos ya los reseñamos aquí y aquí). Lo que ya quedó en claro es su enigmático sonido que se adentra en el rock & roll instrumental pero también contiene elementos de música surf y muchos teclados que parecen salidos de una película de ciencia ficción.

Con su primer álbum, la dupla presenta 12 composiciones propias en las que expande su estilo. Aunque las referencias a Joe Meek, The Ventures y The Shadows siguen presentes, ahora también se suma un guiño al spaghetti western en "Ode To Yull Brynner" gracias a sus polvorienta guitarra y la batería que parece replicar el desplazamiento de un caballo sobre un camino abandonado.

Otra novedad del material es la incorporación de fragmentos de viejas películas al inicio de las canciones. A su vez, "The Remote Control Stomp" repite el sonido robótico que el conjunto misterioso había presentado con anterioridad. Por otra parte, en "Do The Chicken!" lo que más destaca es un teclado que se combina con una filosa guitarra que rinde homenaje a Link Wray.

Dentro de la cara B del vinilo se encuentra "The Malfunction Twist", una festiva pieza que podría musicalizar una fiesta en la playa de cualquier planeta lejano. Mientras que el material concluye con "Death Of Les Robots", un tema en el que destaca una guitarra llena de fuzz que se combina con unos extraños teclados dignos de Robotina de Los Supersónicos.

Con un sonido único que aleja a Les Robots de lo que hacen los demás grupos contemporáneos, se ha convertido en uno de los proyectos más enigmáticos que existen. En los pocos conciertos que ofrece la banda, sus integrantes salen al escenario disfrazados de robots para complementar la experiencia. Lo cierto es que no se necesita conocer la identidad de los músicos que están detrás para disfrutar su trabajo.


martes, 3 de septiembre de 2019

Reseña: CR Dicks - Dick Moves (Black Gladiator / Slovenly Recordings, 2019)




Reunir en una misma banda sonidos tan diferentes entre sí como el punk rock callejero, el hip hop explosivo, el garage rudimentario y el avant garde inclasificable no es algo sencillo. Realmente son muy pocos quienes lo han intentado por la complejidad que implica, pero entre los valientes se encuentra CR Dicks.

Aunque pueda no parecer atractiva la combinación musical, todo cambia en cuanto se escucha el nuevo material de la banda y se conoce a los integrantes que están detrás del proyecto.

En ese sentido, su fundador es Andy Caffrey, quien es conocido por haber sido parte del fugaz grupo de finales de los noventa The Horrors (no confundir con la banda británica de peinados estrafalarios). Aunque su historia fue muy breve, sirvió para darse a conocer dentro del circuito del rock & roll ruidoso que suena a un automóvil descompuesto.

Otro de los elementos de CR Dicks es Pete Balestrieri, quien durante los ochenta fue saxofonista de los Violent Femmes. Y así, al reunir a personas de diferentes generaciones y con gustos tan diferentes es que se obtiene un resultado tan atípico.

El segundo LP del conjunto es editado por Black Gladiator y Slovenly Recordings, lo cual funciona para tener una idea más clara de lo que se puede esperar. Con el prestigio previo de ambas disqueras, todo se cumple desde la primera canción.

A través de ocho canciones se escuchan gritos esquizofrénicos, rimas inentendibles, guitarras rasposas y una batería atascada. Todo muy bien revuelto para obtener un resultado que suena a muchas cosas y a la vez a nada parecido. 

Son pocos los casos de quienes se arriesgan de tal forma y no tienen miedo en explorar tantos terrenos al mismo tiempo. Para cualquier purista de la música puede parecer un sacrilegio, pero para el resto se trata de una nueva banda por descubrir.


lunes, 26 de agosto de 2019

Reseña: Hand & Leg - Lust In Peace (Black Gladiator / Slovenly Recordings / Fourth Dimension Records, 2019)




A pesar de que Grecia ha sido uno de los países europeos que más ha sufrido en años recientes a causa de crisis económicas, en el aspecto musical se trata de una nación que ofrece una nutrida oferta con especial inclinación hacia el punk y la psicodelia.

En el pasado, algunos proyectos de la tierra de Aristóteles que han mostrado el resultado de combinar ambos estilos han sido Acid Baby Jesus, BazookaA Victim Of Society. Pero ahora a la lista se suma el dueto que lleva la sencilla denominación de Hand & Leg.

La pareja conformada por Iro Sof y Stylianos Ou está de regreso con su segundo material de la mano de los sellos Black Gladiator, Slovenly Recordings y Fourth Dimension Records. Tal y como su nombre indica, su objetivo es crear música delirante con tan sólo un bajo y una batería.

Por una parte, el nuevo trabajo de la dupla abre con "Faux", un tema con una batería robótica y repetitiva que se complementa con una sencilla frase como mantra y funciona para preparar el terreno para lo que vendrá después. Precisamente en "L.I.P." y "Grave Gravy" se aprecia un cambio de rumbo con inclinación hacia el punk y el garage gracias a la energética batería y los gritos furiosos.

En total aparecen 10 composiciones que se apoyan de un sonido sencillo pero potente para ofrecer un paseo musical a distintas velocidades que va del rock con fuzz a la psicodelia fantasmal y de regreso.


miércoles, 21 de agosto de 2019

Reseña: Chewbacca's - The Return From Echo Lake (Sharawaji Records, 2019)




Exactamente hace medio siglo el humano pisó por primera vez la Luna en lo que ha significado uno de los mayores avances de la historia. Pero si existe una banda que se pasea por todos los planetas y satélites de la galaxia es el trío español Chewbacca's que vive en otra época y dimensión.

Surgido en algún lugar de Valencia la llanura de Marte llamada Utopia Planitia durante el pasado cambio de siglo, el combo de inmediato se hizo de un nombre por lo peculiar de su sonido. Aunque la base es música surf, se le agregan sonidos espaciales y referencias de la cultura de la ciencia ficción. Al final se obtiene una mezcla que parece provenir de otra dimensión.

Pese al reconocimiento que en su momento tuvo el conjunto, por diversos motivos se congeló el proyecto y sus miembros se dedicaron a otras actividades. Sus presentaciones fueron escasas pero el mismo tiempo se encargó de traer de regreso a este trinomio galáctico.

Una vez reformado, Chewbacca's presenta su nuevo material y el que apenas representa el segundo LP de su discografía. Su trabajo anterior fue un split junto al combo mexicano Espectroplasma (recomendamos leer nuestra reseña) publicado en el apocalíptico 2012. Pero ahora existen otros factores que hacen atractivo escuchar este regreso. Uno de ellos es que el productor es Birdstuff, baterista de Man Or Astro-Man? y Servotron. Probablemente no existe otra persona en el universo con la que se hubiera logrado una mejor combinación.

Lo que presenta la banda es el mismo sonido instrumental y energético de antaño cargado de sampleos de viejas películas de ciencia ficción pero ahora más refinado y definido. Es notorio que ahora los integrantes cuentan con más experiencia que cuando comenzó el grupo y eso se aprecia en el dominio de sus instrumentos.

Los 11 temas que incluye el disco son ideales para escucharse dentro del Halcón Milenario junto a Han Solo. La música que sale de las bocinas es atemporal y parece provenir de un futuro al que nunca se llegará. Fieles a la raza a la que pertenecen, "Wookie Beat" podría convertirse en el nuevo himno de la banda.

Por su parte, "Log Jam", original de The Galaxy Trio, es un tema corto pero que transmite las suficientes emociones para querer continuar con el recorrido. En cambio, "Black Flags" es una de las piezas más duras del material y la que se diferencia del resto por incluir una enigmática voz.

A su vez, el único invitado en el álbum es Pep Ahuir, guitarrista del trío valenciano Llobarros (del que ya reseñamos su primer 7"), quien se encarga del teclado en "This Island Is Still Radioactive". Y como bonus track en versión digital se incluye otro cover y es una particular versión de "Por Un Tubo" del cuarteto mexicano Lost Acapulco.

Para redondear el trabajo, todo el arte de portada fue realizado por el ilustrador Mik Baro y el material editado en LP y CD es editado por el sello inglés Sharawaji Records.

Como si los integrantes hubieran sido criogenizados y después revividos, el trabajo brilla por el sonido fresco a prueba de caducidad. Aunque han pasado 17 años desde el anterior álbum de la banda, para Chewbacca's es como si hubiera sido un simple parpadeo.


lunes, 19 de agosto de 2019

Reseña: The Control Freaks - She's the Bomb (Slovenly Recordings, 2019)




Existe una regla no escrita que afirma que cuando una persona cumple 40 años se convierte en lo que odiaba cuando tenía 20. Aunque en la mayoría de los casos es verdad, también existen algunas excepciones como Greg Lowery, un adolescente encerrado en el cuerpo de un adulto que no tiene la más mínima intensión de "madurar" y por eso lleva más de tres décadas de crear música dura, sencilla y acelerada.

Con pasado en bandas hoy legendarias como Supercharger, Rip Offs, Infections y Zodiac Killers, su proyecto actual es The Control Freaks. La única diferencia es el nombre porque parece como si se siguiera escuchando al veinteañero que hacía punk & roll low-fi sin pensar en el futuro.

El debut del cuarteto se publicó en 2017 y después le siguieron una serie de 7". Pero el ritmo de trabajo no cambia porque ahora ya está listo el segundo LP de la banda. Como se podía esperar, no existen grandes cambios porque el estilo y sonido continúa siendo el mismo. Mientras más ruidoso es mejor.

De nuevo el material es editado por el sello Slovenly Recordings e incluye 13 acelerados temas. Desde los primeros segundos de "She's the Bomb" donde, literalmente, cae una bomba sonora, es inevitable no querer mover la cabeza y azotar el cuerpo contra la pared más cercana.

La fórmula del combo que complementan Tim Curry (batería), Rob Vastano (guitarra líder) y Sherrilynn Nelson (guitarra y voz) es bastante sencilla aunque no cualquiera la puede imitar. Tan sólo se le deben quitar las partes innecesarias a las canciones para dejar lo que realmente vale la pena.

El ejemplo de lo anterior es "Time's Up", una pieza que ni siquiera llega a los dos minutos de duración pero logra explotar antes de terminar. A su vez, la sinceridad es otra de las características del cuarteto y eso se aprecia en "I Hate Your Face", tema que ya había aparecido en un 7" y reafirma el humor negro que predomina en la banda originaria de San Francisco.

Por otra parte, el amor que se le profesa al punk del '77 se traduce en un par de covers al grupo australiano The Babeez. En este caso se trata de las canciones "Dowanna Love" y "Nobody Wants Me", las cuales reciben un ligero tratamiento de rejuvenecimiento, aunque en ambas se respeta la esencia y no existen grandes cambios con respecto a las versiones originales.

Sin discursos ocultos ni mensajes subliminales, lo único que The Control Freaks busca es incitar a pasar un buen momento y disfrutar del presente. Todo a ritmo de punk & roll furioso del que taladra los oídos.


martes, 13 de agosto de 2019

Reseña: The Smoggers - Tonight / In Your Lies 7" (Lost In Tyme Records, 2019)




No es una mentira cuando se afirma que The Smoggers es una de las bandas más prolíficas de la actualidad. Su adicción al trabajo se aprecia en los numerosos conciertos que ofrece el grupo cada año y la constante grabación de nuevo material. Pasa el tiempo pero su fuente de inspiración se mantiene intacta y su ritmo de vida parece que no cambiará.

El quinteto español de garage-punk alista el lanzamiento de su cuarto LP para antes de que concluya este 2019; sin embargo, para no hacer la espera demasiado larga, presenta un adelanto en forma de 7" que incluye dos canciones exclusivas que no aparecerán en el mencionado álbum.

En este caso, el sencillo es editado por el sello griego Lost In Tyme Records, también creador del afamado fanzine de garage que publicó 6 números a inicios del Siglo XXI.

Por una parte, la cara A contiene "Tonight", una pieza que ofrece todos los rasgos que han hecho distintivo al quinteto a lo largo de poco más de una década de existencia. Una guitarra con fuzz que ataca a los oídos, gritos de ultratumba y un hipnótico teclado. Es la combinación de siempre y por eso no hay riesgo de fallar.

En cambio, en la cara B aparece "In Your Lies", una tenebrosa composición que transmite una atmósfera lúgubre y fantasmal. Su sonido asemeja al de una noche con Luna llena y hombres lobo al acecho. En este caso, la música es la encargada de provocar mordeduras mortales a través de sus notas. 

Mientras que algunas bandas gustan de experimentar y reinventarse en cada material, también existen otras que están satisfechas con lo que hacen y por eso no tienen necesidad de cambiar. En el segundo apartado se encuentran grupos emblemáticos como AC/DC, The Cramps y Slayer porque todos sus discos suenan igual y por eso todos suenan bien. Ahora también es necesario añadir a The Smoggers.

Las composiciones presentadas son el aperitivo perfecto para calmar el hambre por el próximo álbum de la banda. No hay ingredientes secretos porque tan sólo se trata de garage-punk presentado en su formato más fiel y sin saborizantes artificiales.


Reseña: Fango - Fango EP (Slack Records, 2019)




La música no descansa y a diario nacen agrupaciones de los más diversos estilos en todos los rincones del planeta. Pero mientras muchas abusan de la tecnología para generar sonidos que se escuchan plastificados, otras se inclinan por la bestialidad humana para escucharse lo más natural posibles.

En ese sentido, para todos los adoradores de la combinación del rudimentario blues con la energía del punk llega una nueva propuesta ideal para sus oídos. La banda se llama Fango y presenta su primer EP con el que buscan ganar adeptos.

El trío originario de la comunidad italiana de Gradara está conformado por Bruno Gourdo (guitarra y voz), Yuri (bajo) y Joe (batería). Su formación es tan clásica como su sonido. No buscan componer el próximo éxito del momento sino hacer música olorosa, fuerte y que incite a sacudir el cuerpo.

El nombre del conjunto es perfecto porque precisamente su estilo es pantanoso como el de los primeros representantes del blues. Al escucharlos se siente una fuerte relación con los Soledad Brothers, The Oblivians, Jon Spencer Blues Explosion y los desaparecidos The Immortal Lee County Killers.

Las 7 piezas incluidas en el EP muestran una guitarra oxidada y llena de salitre que se adhiere a los oídos. Al mismo tiempo, la batería ofrece un sonido simple que es bastante sencillo de seguir e imposible de olvidar. 

Por una parte, el material contiene "Dead Meat", un rock & roll campirano que transpira a ZZ Top. Cuando se escucha de inmediato se relaciona con tabernas llenas de hombres tatuados que viajan en motocicletas. A su vez, también se incluye "Alpha Dog", una bestialidad de menos de dos minutos que está más cercana al Black Flag en su etapa con Keith Morris.

Grabado en los analógicos Blue Studios ubicados en Italia y editado por el sello Slack Records, el debut del trinomio es una agradable sorpresa que reúne lo mejor del blues y el punk. Una combinación asesina a prueba del paso del tiempo.


domingo, 11 de agosto de 2019

Reseña: Foggy Tapes - Cogito Ergo Fog (Howlin' Banana Records / Lunadélia Records / Le Cèpe Records / Le Dude en Pierre du Square du Temple, 2019)




En años recientes se ha desatado un fuerte furor por la psicodelia, en especial entre las personas más jóvenes. La conformación de nuevas bandas ha llevado inclusive a la generación de festivales especializados en sonidos dulces que invitan a la introspección y disfrutar la vida.

Lo anterior es un movimiento que se repite en diversos países alrededor del mundo. En el caso específico de Francia, un conjunto de reciente formación que se adentra en este tipo de sonidos es Foggy Tapes.

El cuarteto de veinteañeros formado en la ciudad de Toulouse cuenta con un par de EP's previos. Ahora presenta su primer álbum conformado por 11 canciones cantadas en inglés fuertemente influenciadas por la psicodelia que se vivía en San Francisco en los sesenta.

El material abre con "Here Comes The Fog", una composición más cargada hacia el garage gracias a una guitarra cargada a tope de fuzz. La psicotrópica pieza sirve de gancho para atrapar la atención, aunque en el resto del disco el sonido se transforma para ofrecer una atmósfera más amigable a los oídos.

Al escuchar el debut de los franceses resulta imposible compararlos con agrupaciones como The Byrds. El delirio sonoro incluye coros pegajosos y el manejo de armonías vocales que transportan directamente al momento de máxima explosión del flower power.

Música que no busca mayores pretensiones que olvidarse por media hora de lo que sucede en el exterior. La melancolía por el pasado es el eje rector de todo el material. Al mismo tiempo, reafirma que el trabajo realizado por diversas bandas hace medio siglo se mantiene más presente que nunca.