miércoles, 16 de enero de 2019

Reseña: Los Venturas - Playtime! (Green Cookie Records, 2019)




Buscar concebir algo diferente en un estilo instrumental como la música surf parece algo verdaderamente complicado. El principal problema de la mayoría de agrupaciones del género es que al final suenan demasiado parecidas entre sí, pero por fortuna existen algunas excepciones que realmente se esfuerzan por diferenciarse.

En ese sentido, uno de los casos más destacados es el de Los Venturas, quinteto surgido durante el cambio de milenio en Bélgica, nación más conocida por sus aportaciones a la música electrónica que a las guitarras reverberantes.

Después de realizar giras por toda Europa e inclusive cruzar el Atlántico para presentarse en Estados Unidos y México, el combo está de regreso con su quinto LP.

Lo más destacado es que continúa su exploración para combinar la música surf con otros estilos en apariencia bastante ajenos como el soul, exótica, rocksteady, psicodelia y los sonidos balcánicos. El licuado que se obtiene es tan rico y variado que resultaría injusto encasillarlo en un género en específico.

Al igual que sus últimos lanzamientos, el álbum fue editado por el sello griego Green Cookie Records y a través de 11 piezas se realiza un viaje que va de las soleadas playas de California ("Flat Earth Rocket Man"), a las misteriosas trompetas al estilo de Ennio Morricone ("Beans, Tortillas & Chili"), la tranquilidad hawaiiana ("A Hui Hou") y hasta llegar al rock & roll instrumental al estilo de The Ventures ("Camping Dallas").

El resultado del trabajo es una muestra clara que dentro de la música surf todavía existen muchos caminos por explorar. El estilo único de Los Venturas los coloca por encima de la mayoría de sus colegas que sólo reciclan sonidos antiguos en lugar de proponer.


martes, 15 de enero de 2019

Reseña: Les Robots - Do The Robot! / One Way Ticket To The Moon 7" (Spazz Records, 2018)




Aunque al inicio de un nuevo proyecto se puedan tener muchas ganas, lo verdaderamente interesante es la continuidad. Más allá de arriesgarse por hacer algo, siempre se debe tener en cuenta que los resultados no siempre son inmediatos y por eso es necesario el trabajo constante.

Fue por lo anterior que durante el 2018 nació una interesante disquera que pese a lo arriesgado de su propuesta, se ha mantenido estable y con lanzamientos constantes. Se trata de Spazz Records, fundada por los holandeses Marcel Haug y Gary van Niks.

Lo más llamativo son las características que desde un inicio se dieron a conocer y a la fecha se han mantenido. El sello sólo publica 7" en tirajes limitados de 300 copias, además de que tratan de abarcar distintas caras del rock & roll que se crea alrededor del mundo.

Todo lo anterior lleva al lanzamiento del primer 7" de uno de los conjuntos más misteriosos y enigmáticos de la actualidad. Se trata de Les Robots, dueto conformado por las creaciones robóticas que responden a los seudónimos de D.V.R. y R-JoHN. De forma adicional, en sus presentaciones se hacen acompañar de Pete-R, C.A.S.E. Mars-L.

Al información en torno al conjunto es bastante escasa, pero respecto a su sonido maneja una fuerte influencia del legendario productor Joe Meek, conocido por sus experimentos en los estudios de grabación y ser el compositor de "Telstar" que popularizaron The Tornados en 1962.

Respecto al concepto detrás de Les Robots, recuerda en demasía a Servotron Orgone Accumulators porque también utilizan disfraces sobre el escenario, aunque en cuanto a la parte musical se trata de rock & roll instrumental acompañado de múltiples teclados. El resultado podría ser la banda sonora de uno de los antiguos filmes de ciencia ficción.

La primera muestra del trabajo de este enigmático conjunto de raíces holandesas resulta tan misteriosa como adictiva. El estilo musical es totalmente inclasificable pero resulta imposible ignorarlo.


Reseña: The Bardulians - Here We Go! (Green Cookie Records, 2018)




Mientras que la voz es un recurso con el que la mayoría de los músicos buscan transmitir un mensaje a través de su canciones, la historia ha mostrado que no siempre es necesaria. Con el apoyo de otros elementos también es posible obtener los mismos resultados y la ventaja es que no existen barreras entre idiomas.

De esta forma, existe el camino de la música instrumental. Sus representantes son variados en todo el mundo y ahora se suma el nombre de The Bardulians, cuarteto vasco que ha logrado llamar la atención por su refinado sonido.

El conjunto formado en el 2012 en Bilbao está conformado por Lando Stone (bajo), Xavier Urrutikoetxea (batería), Iskander Vesga (saxofón) y Joseba Negro (hammond). La distintiva formación es la encargada de ofrecer un rico sonido que se alimenta del lounge, exótica, space pop, jazz, funk, soul y ligeros toques de música surf.

Al escuchar su primer material, editado en CD por el sello griego Green Cookie Records, lo primero que llega a la mente son nombres de leyendas como Les Baxter y Martin Denny, aunque también tiene parecido con proyectos actuales como The Link QuartetThe Gentlemen's Agreements.

Dicho de otra forma, el estilo de combo europeo encaja a la perfección con la música que habitualmente se escucha en el programa de El Muñecón. Son sonidos elegantes que recuerdan la época de las mujeres con elaborados peinados y cuando los hombres se preocupaban por su vestimenta.

A lo largo de siete piezas, The Bardulians demuestra que el poder de la música es tan grande que no requiere de voz para comunicarse. Escuchar el material es como viajar varias década en el tiempo y recordar cuando la elegancia imperaba entre la juventud.


lunes, 7 de enero de 2019

Reseña: Frankie And The Pool Boys - Spin the Bottle (Double Crown Records, 2018)




Pese a que existe un estereotipo que indica que la adolescencia es la mejor etapa de la vida para formar una banda, la realidad no siempre es así. Si bien, conforme pasan los años se adquieren obligaciones que restan tiempo, la pasión por la música puede hacerse presente en cualquier momento y sin importar la edad que se tenga.

De esta forma, fue durante la primera década del Siglo XXI que experimentados amigos optaron por formar un nuevo "súpergrupo de música surf". Todos ya contaban con una amplia trayectoria con distintas agrupaciones (The Surf Coasters, The TomorrowMen, Meshugga Beach Party, Pollo Del Mar, The Gregorspero eso no fue impedimento para iniciar otra aventura en los terrenos de la música instrumental.

Después de poco más de 10 años y con dos álbumes previos, Frankie And The Pool Boys publicó su tercer LP en el que existen aspectos que se mantienen y otros que resultan novedosos dentro del quinteto.

En primer lugar, destaca que la agrupación encontró una estabilidad de integrantes. De los fundadores se mantienen Ferenc Dobronyi (guitarra) y Keren Dobronyi (teclado), a los que ahora se suman Jono Jones (guitarra), Abraham Aguilar (bajo) y Jonathan Rodriguez (batería y percusiones).

A su vez, en su nuevo material se optó por primera vez incluir cuatro temas con voz, pero aunque podría ser un pecado mortal para los puristas de la música surf, al final no existe ningún delito por perseguir. El sonido que recuerda el choque de las olas del mar e invita a montar una tabla prevalece en la mayoría del álbum.

Otro punto a destacar es que en esta ocasión el disco tiene un concepto que lo vuelve distintivo. Como punto central se parte del juego infantil "de botella". Lo que cuestionan los integrantes es si realmente existe la suerte o se puede tener el control de todas las decisiones de la vida.

De igual forma, como productor se contó con Dusty Watson (baterista de The Sonics, Dick Dale, Agent Orange y Slacktone), quien logró encontrar un equilibrio y potencializó el poder del quinteto. Eso queda reflejado en la inicial "Seafoam Angels" con unas guitarras que transpiran felicidad en cada nota, pero también se puede apreciar "The Wet Season" con su sonido psicodélico y "Summer Cold" que muestra la versión más tranquila e introspectiva del material.

La parte conceptual que rige las 20 composiciones presentadas (entre las que hay un cover de Booker T & The MG's y uno de The Surf Coasters) es complementada por la ilustración de portada del artista noruego Fred Lammers. Es claro que existe pleno entendimiento entre ambas partes porque también fue el encargado del arte de su álbum anterior.

Pese a que la música surf puede tener muchas limitantes, son trabajos como el realizado por Frankie And The Pool Boys los que muestran que en realidad todavía existe mucho terreno sin explorar. Sin buscar convertirse en una agrupación referente, con cada uno de sus álbumes logran colocarse un paso adelante con respecto a sus colegas.



martes, 25 de diciembre de 2018

LOS MEJORES DISCOS EXTRANJEROS DEL 2018



A manera de resumen, compartimos los que para Música Inclasificable son los 15 mejores álbumes extranjeros del 2018.

Pese a que el realizar un conteo con lo que se considera lo mejor del año dentro del ámbito musical no es algo novedoso, en nuestro caso funciona como un ejercicio de memoria y demostrar que en cualquier momento se han creado materiales de calidad.

Contrario a quienes afirman que "todo tiempo pasado fue mejor" o que toda la música actual carece de alma e identidad, nosotros evitamos generalizar y creemos innecesario comparar el presente con el pretérito.

A su vez, también somos fieles creyentes de que el rock en la actualidad goza de buena salud pese a que muchos insisten en querer matarlo. No necesariamente es un estilo que encabece los festivales de mayor convocatoria ni aparece en los primeros lugares de las listas de popularidad, pero eso no niega su existencia.

Al final, la música es un gran océano y mientras los desperdicios están en la superficie a la vista de cualquiera, si se quiere encontrar los tesoros de debe buscar en las profundidades.

De esta manera, a continuación compartimos nuestra lista con los que consideramos los 15 mejores álbumes extranjeros. Sin ningún tipo de orden de importancia o jerarquía, todas las bandas mencionadas aparecen en estricto orden alfabético.

También recomendamos revisar las listas que hemos publicado en Música Inclasificable con los mejores álbumes extranjeros del 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017.

A manera de muestrario, también creamos una lista en Spotify con una canción representativa de cada uno de los álbumes seleccionados.





Brant Bjork - Mankind Woman 
(Heavy Psych Sounds)


Dentro del ámbito del stoner rock, uno de los músicos más prolíficos es Brant Bjork, quien desde hace más de 25 años no ha parado de trabajar. Su obra más reciente es todo un homenaje a la psicodelia y al rock de los setenta.




Clutch - Book Of Bad Decisions 
(Weathermaker)


Mientras que existen bandas que gustan de experimentar y reinventarse con cada material, en el caso de Clutch es todo lo contrario porque todos sus trabajos suenan igual y por eso nunca decepcionan. Es puro rock energético y con la furiosa voz de Neil Fallon.




Earthless - Black Heaven 
(Nuclear Blast)


El power trío emblema del rock psicodélico actual realizó un álbum con menos improvisación y más temas con voz, aunque al final eso no fue barrera para ofrecer un trabajo digno de su talento.




The Electric Mess - The Beast Is You
(Soundflat Records)

Con un estilo dominado y basado en un sonido incendiario y energético, el quinteto neoyorquino se consolida como una de las máximas joyas del garage-punk. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.


Frankie And the Pool Boys - Spin the Bottle
(Double Crown Records)


La revista especializada en música surf Pipeline Magazine consideró al tercer LP del combo estadounidense como el mejor álbum del género instrumental publicado este año. El elogio no es gratuito porque se trata de una muestra del alcance de las guitarras cristalinas.




Fu Manchu - Clone of the Universe 
(At The Dojo Records / New Damage Records)


Como pocos casos, en Fu Manchu se encuentra una de las agrupaciones que ha logrado alcanzar un sonido único e inconfundible. Su nuevo material los confirma como los reyes del stoner rock e incluye un delirante dueto junto a Alex Lifeson, guitarrista de Rush.




The Goon Mat And Lord Benardo – Take Off Your Clothes 
(Voodoo Rhythm Records)

Aunque se puede pensar que el blues y el punk son estilos enemigos, en realidad son una buena mancuerna. Un notable ejemplo es el primer LP de este dueto belga que sabe muy bien lo que significa exorcizar las guitarras. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.


Guadalupe Plata - Guadalupe Plata 
(Everlasting Records)


Con Guadalupe Plata existen cosas que nunca van a cambiar, como el hecho de que sus álbumes nunca tienen título, siempre eligen una ilustración para las portadas y llevan el blues en el corazón. La fórmula se escucha simple pero pocos como ellos para llevarla a cabo con éxito.




Los Mambo Jambo - Arkestra
(Buenritmo Records)


Para celebrar el décimo aniversario del cuarteto barcelonés, los integrantes de Los Mambo Jambo optaron por realizar un experimento único. Añadieron cinco saxofones, una sección de seis instrumentos de viento y otra guitarra para simular ser una orquesta. Lo que obtuvieron fue una fiesta ambulante capaz de sacar fuego en los oídos de los escuchas.




Monster Magnet - Mindfucker
(Napalm Records)


Cada que Dave Wyndorf se concentra en el estudio de grabación para ofrecer un nuevo álbum de Monster Magnet se obtienen resultados destacados. Como es de esperarse, su nuevo material está lleno de rock psicodélico y lisérgicas letras.




The Mutants - Mutantiki 
(Jymp Rekords)


Cuando se piensa en Finlandia lo primero que viene a la mente es un eterno clima gélido, por eso resulta imposible de creer que sea el país de origen de un combo que amalgama la música surf, funk, R&B, rock psicodélico y percusiones latinas como es el caso de The Mutants.




Pogüey Romero Y Los Malasangre - Ladrillo, Aspirina Y Matarratas 
(Sweet Grooves Records / Devil Records)


Desde Valencia llega uno de los proyectos paralelos del guitarrista de Wau Y Los Arrrghs!!! en el que se reúne el rock & roll salvaje con el punk inglés del 77 y ligeros guiños de blues explosivo. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.




Reverend Beat-Man And The New Wave - Blues Trash 
(Voodoo Rhythm Records)

Pese a que el extravagante músico suizo cuenta con una amplia trayectoria, fue hasta este 2018 cuando optó por realizar su primer material como solista. Dentro del disco se puede escuchar una variopinta amalgama de blues, punk, new wave, folk y rock & roll. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.



Reverend Horton Heat - Whole New Life ‎
(Victory Records)


Dentro del selecto grupo de conjuntos con discografías impecables se debe colocar sin dudarlo al Reverend Horton Heat. Como en ocasiones anteriores, su nuevo trabajo logra un equilibrio ideal entre el rock & roll, rockabilly, country y punk.




Ukelele Zombies - El Mito 
(Sweet Grooves Records / Hurrah! Música / Devil Records)


Algo debe tener el agua de Valencia que genera las bandas de rock más salvajes del mundo. Uno de los nuevos representantes es este trío de garage-punk gritón que desborda energía en cada tema. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.

martes, 18 de diciembre de 2018

LOS MEJORES DISCOS MEXICANOS DEL 2018



En la víspera de concluir un año más, en Música Inclasificable enlistamos nuestros 10 discos mexicanos favoritos del 2018.

Otro año está a punto de concluir en el calendario gregoriano y al igual que la mayoría de sitios, nosotros compartimos nuestra lista con lo que consideramos lo más destacado a nivel musical.

En esta primera entrega nos enfocamos en la parte nacional. Si bien, la oferta de agrupaciones es bastante amplia y extensa, el principal problema es que vemos que muchos conjuntos carecen de identidad y un sonido que los distinga de los demás.

Por otra parte, contrario a lo que algunos se empeñan en repetir, nosotros no consideramos que el rock esté muerto y la muestra más clara son los 10 álbumes que mencionamos en nuestro listado. Cada uno de los materiales, en estilos diferentes y con sonidos diametralmente opuestos entre sí, ofrecen una cara distinta pero digna del poliedro musical.

Sin ningún tipo de orden de importancia o jerarquía, todas las bandas mencionadas aparecen en estricto orden alfabético.

También recomendamos revisar nuestras listas con los mejores discos mexicanos del 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017.

A manera de muestrario, también creamos una lista en Spotify con una canción representativa de cada uno de los álbumes seleccionados.


La Barranca - Lo Eterno 
(Fonarte Latino / Ediciones El Fuego De La Memoria)



Con más de dos décadas de trayectoria, La Barranca reafirma en cada uno de sus lanzamientos el por qué es una de las mejores bandas de rock en México. Pocos conjuntos logran amalgamar la literatura con la música como ellos. Recomendamos leer la entrevista que le realizamos a su líder y fundador José Manuel Aguilera.



Cremalleras - Mercado Negro 
(Cintas Pepe / Thrilling Living)



Dentro de las agrupaciones actuales de punk, el dueto norteño conformado por Violeta y Dani es uno de los más interesantes por haber logrado un sonido distintivo que los diferencia de sus colegas. Con pasado en bandas hoy legendarias como Ratas del Vaticano, Descarnada y Heterofobia, su estilo agresivo y lacerante ha permitido que la pareja realice diversas giras por Estados Unidos.



Mariachi Antiguo de Acatic & Lumen Lab - En Vivo
(Abolipop Records)



De las combinaciones imposibles suelen nacer los resultados más originales e indescriptibles. Fue así que el proyecto tapatío de punk electrónico Lumen Lab se unió con el Mariachi Antiguo de Acatic que ejecuta músicas antiguas. Aunque el álbum digital se puede descargar de forma gratuita, existe una versión física que incluye un libro repleto de material gráfico.



Los Mundos - Ciudades Flotantes 
(Avandadoom Records)




Si bien, en la actualidad la psicodelia y el shoegaze viven un auge a nivel mundial, uno de los conjuntos más destacados en México es el conformado por Luis Martínez y Alejandro Elizondo. Canciones fantasmales y con la distorsión de guitarras e inquietantes letras son su marca personal.



Ojo Por Ojo - Ojo Por Ojo 
(La Vida Es Un Mus Discos)



A pesar de que el trío de hardcore-punk es bastante nuevo, cuenta con integrantes que han pasado por bandas como Apocalipsis, Inservibles, Muerte y Mujercitos. Su álbum debut es una oda a la destrucción con temas que no llegan ni a los dos minutos de duración.



Serpyants - Desierte 
(Óleo Records)



Dentro de la lista de 'supergrupos' mexicanos se debe agregar a Serpyants. El quinteto de rock gritón incluye a integrantes de amplia trayectoria que han pasado por Gula, Los Ateos, Sr. Bikini, Tormentas y Hummersqueal. Su primer trabajo contiene tanta energía que podría ser utilizado para revivir muertos.



Mauricio Sotelo - Envés: Cordófonos & Loops 
(Fonarte Latino)



La mitad de Cabezas De Cera muestra en su más reciente álbum en solitario un sonido similar al caracterizado en su proyecto principal. Es música sin etiqueta ni género que desafía todas las fronteras y prejuicios existentes.



Tajak - Ciclos 
(Buh Records)



El trío originario de Baja California es uno de los mayores exponentes del rock psicodélico en la actualidad. Sus delirantes pasajes musicales son ideales para contemplar la llegada del fin del mundo.



Terror Cósmico - III 
(Concreto Records)



Dentro del actual movimiento del rock estridente mexicano, uno de los conjuntos más laureados es Terror Cósmico. Su potente rock instrumental que va de lo contemplativo a la furia desquiciante es una invitación a soñar con los oídos.



Troker - Imperfecto 
(Ropeadope Records)

Con numerosas giras internacionales y presentaciones en los festivales más prestigiosos del mundo, Troker es una de las joyas mexicanas gracias a su peculiar estilo que funde el funk, jazz, hip hop y rock hasta obtener un estilo propio y completamente diferente al de sus connacionales.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Reseña: The Routes - Driving Round In Circles 7" (Ghost Highway Recordings, 2018)




A lo largo de la última década, pocas agrupaciones dentro del garage pueden presumir de mantener un frenético ritmo de trabajo como The Routes. Mientras la mayoría de sus colegas suelen relajarse y componer nuevos temas les toma años, con la banda anglo-japonesa ocurre todo lo contrario.

La principal causa de esta adicción a la música es Chris Jack, un multiinstrumentalista inglés que divide su vida entre el estudio de grabación y las presentaciones por diversas partes de Europa y Asia.

Mientras que en los noventa Chris se dio a conocer por ser integrante del conjunto de britpop Electralux, fue en el Siglo XXI cuando decidió emprender una nueva aventura, ahora dentro del terreno del garage y el rock & roll saturado de fuzz. La decisión coincidió con su matrimonio y mudanza a la ciudad nipona de Hita donde ahora radica.

Ahora como fundador de The Routes, agrupación en la que compone y ejecuta la mayoría de los instrumentos, ha mostrado un estilo de vida en el que no existen los descansos. Tan sólo se debe recordar que el año pasado fueron publicados dos LP, Dirty Needles And Pins (recomendamos leer nuestra reseña) y In This Perfect Hell (recomendamos leer nuestra reseña), algo nada común dentro de este género musical.

Ahora, el nuevo trabajo de la banda es un 7" que contiene cuatro temas y ha sido publicado por el sello español Ghost Highway Recordings. Por una parte, "Driving Round In Circles", la canción abridora de la cara A, muestra unas guitarras duras que taladran como si fuera una marcha de distorsión.

Después de la hipnosis llega la furia con "Submit, Obey And Die", pieza más cercana al punk por su acelerado ritmo. Una batería segura que no muestra señales de agotamiento es su principal característica.

A su vez, en "Mantohihi Brother" se opta por un sonido instrumental cercano a la música surf pero con un psicodélico teclado que parece traer la década de los sesenta de regreso.

Sin grandes diferencias con respecto a lanzamientos previos, The Routes es una banda que sabe muy bien a lo que quiere sonar. Su estilo ya está bastante definido y gracias a su trabajo constante se ha posicionado como una de las máximas referencias dentro del garage actual.


miércoles, 12 de diciembre de 2018

Reseña: The Control Freaks - Double Dose Of Hate 7" (Dirty Water Records, 2018)




Mientras que la historia ha mostrado que conforme los músicos envejecen suelen adquirir obligaciones como esposas e hijos que les impiden continuar con un estilo de vida acelerado, otros se niegan a cambiar y se convierten en unos eternos adolescentes.

Es por eso que mientras algunos se tardan años en grabar nuevas composiciones y prefieren llevar vidas relajadas en sus lujosas mansiones, otros tienen un matrimonio de tiempo completo con el rock y de manera continua muestran nuevos trabajos.

Dentro de la segunda categoría se encuentra Greg Lowery, una leyenda viviente del punk & roll low-fi gracias a su trabajo que se remonta desde inicios de los noventa con Supercharger, Rip Offs, Infections y Zodiac Killers. La lista es interminable así como la cantidad de lanzamientos en los que ha participado.

Pese a que lleva más 25 años en el mundo del rock, se niega a retirarse y su proyecto más reciente es The Control Freaks, cuarteto complementado por Tim Curry (batería), Jeff Glave (guitarra líder) y Sherrilynn Nelson (guitarra y voz).

El sonido del combo es bastante sencillo de describir. Se trata de rock & roll en su formato más sencillo posible. Aquí no hay complicaciones innecesarias, solos interminables de guitarra ni discursos de filosofía. Mientras más cercano sea a la realidad, mejor.

Pese a que los integrantes ya no son unos veinteañeros, su pasión por la música se traduce en mantenerse activos y con lanzamientos constantes. Mientras que apenas hace unos meses el sello austriaco Bachelor Records les publicó un 7" (recomendamos leer nuestra reseña), ahora llega un nuevo sencillo gracias a la disquera inglesa Dirty Water Records.

Como bien lo explica el título, se trata de una doble carga de odio, sentimiento natural que se ha manifestado al menos una vez en todos los seres.

De esta forma, la cara A contiene "I Hate Your Face", pieza cantada por Sherrilynn con su agresiva voz pero en la que resalta el grueso bajo de Greg. El resultado es la primera muestra de odio del sencillo.

Por su parte, la cara B contiene "Hatelist", otra trepidante composición en la que ahora Lowery lleva el rol protagónico. Sin la necesidad de añadir elementos innecesarios, un par de guitarras, bajo y batería son los únicos recursos que se utilizaron para concretar la pequeña bomba sonora que ataca directo a los oídos.

Con una velocidad bestial, en menos de cinco minutos se termina la dosis de odio, ante lo cual se vuelve necesario volver a escuchar ambas piezas de un grupo que se niega a descansar y es un ejemplo de la verdadera pasión por el rock & roll.