miércoles, 15 de mayo de 2019

Reseña: The Jackets - Queen Of The Pill (Voodoo Rhythm Records, 2019)




Uno de los grandes problemas del rock actual es la falta de continuidad en proyectos que originalmente parecían prometedores. Existen grandes bandas que tienen inicios que sorprenden pero al poco tiempo cambian sus intereses y terminan por desaparecer.

El campo del garage-punk no es diferente y existen pocas agrupaciones que puedan presumir de contar con una trayectoria de más de una década de trabajo continuo. Un ejemplo claro se puede apreciar con The Jackets y su publicación constante de materiales y giras a lo largo de toda Europa e inclusive ya han visitado Estados Unidos.

Ahora, el trío suizo presenta su cuarto LP en el que se aprecia un seguimiento al sonido que han mostrado desde su debut publicado hace exactamente 10 años. Su estilo se basa en hacer canciones duras con una guitarra ruidosa pero acompañada de coros sencillos de aprender.

En este caso, el nuevo material contiene una decena de piezas adictivas de rock & roll lleno de fuzz dirigido para todos los aficionados a los sonidos primigenios pero bien ejecutados. Al igual que en el pasado, destaca el trabajo de Jack Torera (también integrante del dueto The Sex Organs), la cantante adicta al delineador quien es una de las poca mujeres guitarristas de garage en la actualidad.

El trinomio es complementado por Chris Rosales (batería) y Samuel Schmidiger (bajo), quienes cumplen con su trabajo de proporcionar ritmo y forma a las composiciones. A ellos se debe agregar que al igual que en su 7" lanzado en 2017 (recomendamos leer nuestra reseña), el productor es el demente King Khan.

El trabajo abre con "Dreams", cuyos rasguidos de guitarra se encargan de introducirnos a un mundo en el que conviven el punk, con el garage y la psicodelia. La energética batería contagia su entusiasmo como se puede apreciar en "What About You", otra muestra del adictivo sonido de los suizos.

Por su parte, "Don't Leave Me Alone" es una romántica canción pero ejecutada con todo el poder que caracteriza al conjunto europeo. A su vez, "Floating Alice" representa la cara más psicotrópica y lisérgica de la banda al ofrecer un resultado más cercano al rock de The Seeds y los 13th Floor Elevators.

Con un estilo bastante definido que no pretende cambiar, el trabajo confirma a uno de los conjuntos más trabajadores y estables de la actualidad. Tanto su sonido como la voz de Jack Torera ya son fácilmente identificables y eso se reafirma con su nuevo material.


martes, 14 de mayo de 2019

Reseña: Dogtooth Blues Band - Help Me / Mellow Down Easy 7" (Croydon Records, 2019)




Mientras que existen ritmos y estilos musicales que alcanzan breves momentos de popularidad para posteriormente convertirse en modas pasajeras, también se encuentra el blues que es atemporal e inmortal. Pasan las décadas pero resulta imposible el poder desprenderse de la forma sonora original de disfrutar del dolor.

De igual forma, uno de los aspectos a destacar en décadas recientes es que se ha borrado el complejo de que sólo los afroamericanos pueden ejecutar el blues. La realidad ha demostrado que la pigmentación de la piel no tiene relación con los sentimientos porque todos disfrutamos y sufrimos por igual.

Ahora, dentro de la amplia lista de agrupaciones actuales que se inclinan hacia este primitivo estilo musical se añade el cuarteto Dogtooth Blues Band, por el que fluye sangre francesa e inglesa.

De creación bastante reciente, el combo proviene de la pequeña ciudad gala Perpignan. Pero al analizar a sus integrantes la mayor sorpresa es encontrar el británico Paul Newman, con pasado en The Clique y Knave, como el lobo aullador que le brinda voz al conjunto.

La primera muestra del trabajo de la agrupación europea es un 7" que presenta un par de covers de canciones clásicas del blues. Pero para rendir un homenaje total, se hizo un viaje en el tiempo y el proceso de grabación fue lo más cercano a la manera en que se acostumbraba durante la primera mitad del Siglo XX: los cuatros integrantes del conjunto en el mismo cuarto y sin dobles tomas. 

De esta manera, el sencillo debut de Dogtooth Blues Band incluye las versiones de "Help Me" de Sonny Boy Williamson y "Mellow Down Easy" de Little Walter. Al conocer las composiciones originales es claro que no era necesario realizar grandes cambios.

Finalmente, el 7" es editado por Croydon Records, una filial de Bickerton Records que se caracteriza por publicar sólo materiales relacionados con los sonidos negros en pequeños tirajes.


domingo, 12 de mayo de 2019

Reseña: The Dealers - Blue Light Man / Pareidolic Way 7" (Bickerton Records / Action Weekend Records, 2019)




Mientras que mucho apelan a la modernidad e innovación, existen algunas bandas como The Dealers que buscan todo lo contrario. Resulta bastante complicado crear algo completamente nuevo en la actualidad, por eso resulta mejor tomar lo más destacado del pasado e imprimirle energía y un toque personal.

A lo largo de su corta trayectoria, el cuarteto español ha destacado por su forma de alimentarse de la música surgida durante la década de los sesenta. Sus gustos van de The Kinks a The Seeds, los primeros The Who y The Rolling Stones en su etapa con Brian Jones.

Derivado de lo anterior, el combo vitoriano se ha posicionado como uno de los exponentes más destacados del R&B en la actualidad. Sus composiciones evitan las complicaciones y los sonidos artificiales generados por computadoras de última generación. Lo de ellos es hacer música con los elementos básicos y trasladar de forma directa y natural el sonido de estudio a sus sudorosas presentaciones.

En este ocasión, la agrupación presenta su nuevo 7" que tiene un cómplice muy especial que entiende a la perfección la intensión de los integrantes. Se trata de Jorge Explosion, quien se ha convertido en una leyenda moderna de la música y fue el encargado de grabar las dos nuevas canciones en sus estudios analógicos Circo Perrotti.

En primera instancia, la cara A muestra "Blue Light Man", una pieza llena de energía que se acerca a los linderos del garage y el powerpop. Los rasguidos a las guitarras se combinan con los juegos vocales y una armónica protagónica que destaca a lo largo de la canción.

Por otra parte, en la cara B se encuentra "Pareidolic Way", un tema mucho más cercano a la psicodelia que en algunos momentos hace pensar en Roky Erickson y sus 13th Floor Elevators. En esta ocasión las guitarras destacan por su fiereza y provocar una invitación directa a practicar el pogo.

El sencillo editado en conjunto por Bickerton Records y Action Weekend Records destaca por ofrecer un rock & roll sincero y energético pero al mismo tiempo luce insuficiente por ser un pequeño aperitivo que deja con hambre de más sonidos de The Dealers.


miércoles, 8 de mayo de 2019

Reseña: Model Zero - Model Zero (Black Gladiator / Slovenly Recordings, 2019)




Han transcurrido más de seis décadas desde que Alan Freed bautizo al rock & roll. Desde entonces, el estilo se ha ramificado de las más diversas formas y cada vez resulta más frecuente escuchar variadas combinaciones. Pareciera que ya todo se ha hecho pero siempre aparecen nuevas bandas que ofrecen una visión distinta para evitar ser un grupo más del montón.

Uno de los ejemplos más recientes es Model Zero, cuarteto estadounidense proveniente de Memphis conformado por exintegrantes de Ex-Cult y Jack Oblivian & The Sheiks. En apariencia, podrían ser un grupo más de rock pero la diferencia radica en la incorporación de sonidos extravagantes que parecen salidos de un videojuego antiguo descompuesto.

Después de presentarse en distintos foros de su país natal, al álbum debut del cuarteto está listo gracias a los sellos Black Gladiator y Slovenly Recordings.

A lo largo de nueve composiciones propias, el conjunto muestra distintas facetas. La abridora "Kill The Guardian" apenas es el aperitivo. De corta duración, se encarga de preparar la llegada de "Japanese Death Poem", una retorcida pieza de rock & roll marciano.

Es la combinación de una batería real con el famoso drum buddy, una especie de caja de ritmos inventada por Quintron, lo que marca diferencia y le ofrece un sello personal al cuarteto.

Mientras que en la actualidad existen bandas que parecen clones por su sonido simplón y falta de personalidad, el caso de Model Zero es bastante distinto. Su primera carta de presentación posiciona al cuarteto como uno de los grupos a seguir gracias a su distintivo estilo que los aleja del resto.


lunes, 6 de mayo de 2019

Reseña: Les Bof! - Voila! (Dirty Water Records, 2019)




Si bien, lo que más suele importar en cualquier banda de rock es su sonido y actitud, existe otro elemento al que muy pocos le ponen atención y se trata de la imagen. Eso no quiere decir que los integrantes salgan maquillados o con peinados estrafalarios sino que porten ropa como la que se acostumbraba en la época de sus abuelos. No importa la forma en la que toques pero siempre te tienes que ver bien.

La lección es aplicada por Les Bof!, cuarteto escocés nacido en Edimburgo que tienen un profundo respeto por la música e imagen que dominaba en el rock de mediados de los sesenta. Por eso su mayor objetivo no es sólo sonar como sus ídolos sino verse como ellos.

De esta forma, el sello inglés Dirty Water Records edita el segundo LP del combo europeo en el que se repite lo presentado en su álbum debut. La diferencia es que ahora se aprecia un sonido más cohesionado por la experiencia adquirida por los años.

Dentro de las mayores influencias del conjunto se encuentra el pop ye-yé francés, por lo cual todas sus canciones están cantadas en la lengua de Napoleón.

A lo largo de 14 canciones también se escuchan referencias al sonido y cultura mod y beat. Como tema abridor se escucha una personal versión de "Jezebel", composición original de Wayne Shanklin que ha sido interpretada infinidad de veces pero en esta ocasión destaca el refinado tratamiento que se le dio.

A su vez, en "Je Suis Le Boss" destaca una armónica que le ofrece al cuarteto un sonido más cercano al R&B de los primeros años de The Rolling Stones. En cambio, "Drogue 'N' Roll" es una pieza que se adentra por completo en el garage con una guitarra llena de fuzz y una energética batería.

Al final, el segundo LP de Les Bof! resulta en un viaje al pasado, cuando los jóvenes músicos no se preocupaban por ser los más virtuosos ni los mejores y simplemente querían divertirse y disfrutar el presente sin pensar en el mañana.


domingo, 5 de mayo de 2019

Reseña: Rod Hamdallah - Think About It [Reedición] (Hound Gawd! Records, 2019)




Desde su fundación hace poco más de un lustro, el sello alemán Hound Gawd! Records se ha dado a conocer por su fina selección de proyectos de rock & roll. Hace unos meses editó lo nuevo del trío italiano de blues-punk The Gentlemens y ahora presenta su nuevo lanzamiento que en realidad es una revisión del pasado.

Fue en el 2014 cuando se publicó por primera vez el primer EP en solitario del guitarrista estadounidense Rod Hamdallah. Mientras que en un inicio sólo lo hizo en CD y digital, ahora verá la luz una edición en vinilo de 10".

En primer lugar, Rod es conocido por haber sido integrante de Legendary Shack Shakers. Fue ahí donde adquirió relevancia internacional y pudo salir de gira por todo el mundo. Ahora, ya en su faceta como solista, existen ciertas referencias sonoras que se mantienen.

Dentro de las cinco composiciones que se incluye en el material se aprecia un sonido de rock & roll pantanoso con guiños de blues y rockabilly. Se trata de tomar la música del pasado y traerla al presente.

En "I Don't Mind" existe un fuerte parentesco con los primeros álbumes de The Black Keys, lo cual se traduce en una guitarra fuerte y llena de blues que se combina con unos gritos ensordecedores a lo largo de toda la canción.

Por su parte, "Thnik About It" se encuentra a medio camino entre el garage y el punk. Es una composición que no se podría entender sin la influencia directa de The Sonics y su trabajo realizado hace más de medio siglo.

Aunque no se trata de una novedad, el sonido del material es a prueba de caducidad porque se alimenta de estilos que surgieron en el pasado pero que han forjado la mayoría de lo que se escucha en el presente.


lunes, 29 de abril de 2019

Reseña: The Gold - The Gold (Penniman Records / Mean Disposition, 2019)




Después de levantar expectativas entre los aficionados al rock & roll sudoroso gracias a su primer 7" (recomendamos leer nuestra reseña) publicado el año pasado, ahora es momento de conocer el LP debut del cuarteto binacional The Gold.

Si bien, se trata de una banda nueva, dentro de sus integrantes se encuentran músicos con un amplio camino recorrido. En primera instancia, llama la atención saber que en la voz se encuentra Kurt Baker, estadounidense que ha sido integrante de The Leftovers y de su propio proyecto, The Kurt Baker Band.

Junto a Kurt se encuentran tres de los músicos más prolíficos del circuito español. En la batería está Oky Von Stoky (Hollywood Sinners y The Imperial Surfers), en el bajo Marky Las Vegas (The Phantom Keys y ex The Limboos) y en la guitarra Mark O'Flaherty. Se trata de una atractiva alineación de la que sólo se pueden esperar energéticos guitarrazos y una rítmica batería que jamás pierde el ritmo.

El primer Larga Duración del cuarteto que reside en Madrid podría ser descrito como un homenaje actual a conjuntos de suma importancia como The New York Dolls, Johnny Thunders & The Heartbreakers y The Stooges. Son canciones llenas de emotividad que no alteran la estructura clásica del verso-coro-verso.

A lo largo de las 11 canciones que componen el material se pueden escuchar los gritos desbordantes de Baker que contagian su entusiasmo. A manera de acompañamiento, la guitarra, bajo y batería forman una avalancha musical que impacta directo a los oídos.

De igual forma, el cómplice para la realización del álbum fue el experimentado Mike Mariconda, quien se encargó de la producción y logró ensamblar cada instrumento en su lugar. Su trabajo en la consola es una garantía para quienes están en búsqueda de canciones de rock & roll sin complicaciones que sean fáciles de memorizar.


domingo, 28 de abril de 2019

Reseña: Tandoori Knights - Temple of Boom 7" (Slovenly Recordings, 2019)




Hace exactamente una década surgió uno de los duetos más interesantes dentro del rock & roll gracias a la fama y talento de sus integrantes. Detrás de Tandoori Knights se encuentran el one-man-band Bloodshot Bill Arish Ahmad Khan aka King Khan. Ambos son unos workaholics y no tienen tiempo para descansar.

Cualquier admirador de los sonidos grasosos, la imperfección y el desenfreno sonoro debe conocer el trabajo de ambos músicos. Gracias a que han compartido escenario en diversos festivales alrededor del mundo y tienen intereses similares, optaron por unirse y crear un proyecto que suena bastante similar a cualquiera de sus bandas originales, pero con la diferencia de que se busca reverenciar de forma visual al cine de Bollywood.

Pero debido a que ambos músicos cuentan con agendas bastante ocupadas y viven en países bastante lejanos entre sí (Bloodshot Bill en su natal Canadá y King Khan radica en Alemania), tuvieron un período de vida bastante corto. Su legado se resume al álbum Curry Up de 2009 y algunos 7", todos editados por Norton Records.

Ahora, después de ocho años de ausencia, Tandoori Knights está de regreso gracias a un sencillo publicado por el sello de confianza Slovenly Recordings. La combinación levanta muchas expectativas.

Por una parte, la cara A del material contiene la pieza "Temple of Boom", que tiene un inicio sereno y acústico para calentar los oídos. De forma paulatina, se incorpora el taladrante sonido de la batería y los riffs de la guitarra emulan los sonidos árabes. Lo que se obtiene es un tema idóneo para hipnotizar serpientes como suele ser una práctica común en la India.

A su vez, la cara B contiene "Tandoori Dolly", composición directa que fusiona el blues con el punk en partes iguales. Los arañazos a la guitarra son ligeros y sin caer en el exceso, lo que deriva en un adictivo rock & roll.

Pese al largo período de tiempo en el que el proyecto estuvo desaparecido, sus dos integrantes jamás se han alejado de la música. Eso se aprecia en sus dos nuevas canciones que no rompen esquemas pero tampoco decepcionan.


miércoles, 24 de abril de 2019

Reseña: V. A. - The New Testament - 2019 International Punk Killers (Dirty Water Records, 2019)




De forma constante, los medios musicales especializados se disfrazan de videntes y enlistan a las bandas que serán la sensación del futuro. Al final, la mayor constante son los sonidos edulcorados, amigables al oído y la carencia de una propuesta original. Después de tantas décadas, parece demasiado complicado realmente crear algo que sea diferente a lo que hicieron otros en el pasado.

Pero por fortuna no todos los músicos piensan en el futuro ni les interesa ser el nuevo grupo de moda. En ocasiones lo único que quieren es divertirse, hacer que cada uno de sus conciertos sea un carnaval y tocar a máximo volumen. 

Dentro de la amplia variedad de bandas actuales de rock & roll, el sello inglés Dirty Water Records seleccionó a seis de las más salvajes y ruidosas. Agarró dos canciones de cada una y el resultado es una compilación perfecta para escuchar mientras llega el fin del mundo.

El álbum confirma que la música es universal y en cualquier rincón del planeta existen personas que lo ejecutan. Dentro de la selección aparecen The Cavemen (Nueva Zelanda), Black Mambas (Estados Unidos), The Fadeaways (Japón), Les Lullies (Francia), Nave Nodriza (España) y The Scaners (espacio exterior).

Si acaso alguien espera canciones bien afinadas, bonitas y filosofía barata en sus letras, está en el lugar equivocado. Lo único que se encontrará en esta compilación son guitarras filosas, baterías esquizofrénicas y litros de sudor a través de las bocinas.

Mientras que existen personas que aseguran que el rock está muerto, tal vez lo que ya se marchitó es el interés por investigar y conocer nueva música. Por lo pronto, lo mejor es dejarse sorprender por cualquiera de las seis agrupaciones de rock & roll energético y trepidante que aparecen en esta compilación. 


martes, 23 de abril de 2019

Reseña: The Darts - I Like You But Not Like That (Alternative Tentacles Records, 2019)




Es bastante complicado ser mujer en la mayoría de los ámbitos de la vida, pero cuando se trata del mundo del rock lo es todavía más. A pesar del transcursos de los años, distintos prejuicios se mantienen vigentes hasta nuestros días.

Pero a pesar de todas las barreras y obstáculos, existen quienes no se dejan vencer y rompen con los estereotipos que señalan que las mujeres son un sexo débil y no pueden ejecutar música salvaje y delirante. Uno de los casos más notables es el de The Darts.

El combo está conformado por cuatro mujeres que tienen diversas aficiones y gustos, pero en lo que coinciden es su pasión por el garage y el punk. Les gusta la música filosa que incita a perder el control y eso lo reflejan en cada una de sus actuaciones en las que resulta normal ver a su cantante, Nicole, tirada en el suelo o encima de su teclado al estilo de The Mummies.

El conjunto nacido en las calles de Arizona y California se ha posicionado como uno de los más activos de los últimos años. Sus constantes presentaciones en todo Estados Unidos y Europa les ha permitido alternar con grupos con los que tienen sonido y actitud en común, como The Damned, The Black Lips, King Kahn and The Shrines, Les Lullies, The Lords of Altamont y The Cavemen.

Aunque nunca se fueron, después de meses de preparación y grabación, el combo tiene listo su nuevo material que lleva por nombre I Like You But Not Like That y al igual que su pasado 7" (recomendamos leer nuestra reseña) es editado por Alternative Tentacles Records.

Lo primero que llama la atención es que es el primer material con su nueva guitarrista, Meliza Jackson, quien tiene poco menos de un año que se incorporó. Pero la realidad es que no existen cambios radicales con respecto al sonido de sus trabajos previos. 

En el álbum conformado por 12 piezas muestra un estilo más cohesionado pero igual de salvaje e hipnótico que siempre. Por una parte, la abridora "Breakup Makeup" arranca con una incesante batería que de inmediato atrapa la atención y es imposible ignorar.

Por su parte, "New Boy" es otro poderoso tema protagonizado por una guitarra llena de fuzz de apenas dos minutos de duración. Mientras que "Love U 2 Death" muestra el lado psicotrópico del cuarteto gracias a su ritmo lento y tenebroso acompañado de un sombrío teclado.

Lejos de los lugares comunes que señalan que las mujeres sólo pueden cantar baladas o música relajada, The Darts es un conjunto que rompe esquemas. Su sonido delirante pero bien ecualizado y su trabajo constante son sus principales cualidades, como queda demostrado con su nuevo material.