lunes, 23 de marzo de 2020

Listas de reproducción: Historia y desarrollo del garage hecho en México



En Música Inclasificable hicimos una lista de reproducción con más de 30 canciones que documentan la historia del garage en México

Dentro de las múltiples formas que puede adoptar el rock & roll se encuentra una muy peculiar porque busca regresar todo a su versión más básica y precaria: el garage.

Los antecedentes se encuentran en los cincuenta cuando guitarristas como Link Wray y Bo Diddley se dieron a conocer por el estilo primitivo y desobediente de su estilo en el que nunca se buscó sonar bonito. Aunque fue en los sesenta cuando el género nació de manera oficial. 

El nombre fue utilizado por periodistas de la época a manera de insulto para referirse a las nuevas bandas de adolescentes sin conocimientos técnicos e instrumentos usados que ensayaban en las cocheras (garages) de las casas de sus padres.

Dentro de las características principales se encuentra el sonido primigenio y carente de virtuosismo, aunque también hay otras. Destacan el uso de guitarras o bajos con fuzz, teclados hipnóticos y voces bestiales. A veces las canciones pueden contener todos los elementos mencionados o sólo alguno. Se trata de punk antes de que existiera el punk pero sin las letras politizadas.

Garage hecho en México

En el caso de México, desde mediados de los sesenta surgieron las primeras bandas que pueden ser consideradas como las precursoras del garage en el país. Aunque se puede discutir el nacimiento, tal vez el salvaje tema instrumental compuesto por Los Sinners para el acto final de Simón del Desierto (1965) de Luis Buñuel puede ser catalogado como el fundador de este género.

De manera inmediata surgieron otras agrupaciones nacionales que a través de adaptaciones o temas propios mantuvieron con vida al estilo considerado antecedente directo del punk. Algunas se inclinaron hacia la furia sudorosa y otras optaron por la psicodelia. Desde Los Monjes (con su sonido ausente de guitarra), hasta Los Yaki, Las Moskas, Los Chijuas y Los Ovnis.

Después de años de oscuridad y prohibición para el rock en México, a mediados de los noventa resurgió el garage gracias al trabajo de bandas como Los Sicóticos, Mazinger Z, Riesgo de Contagio con su rock cochinón y Los Esquizitos con su rock que tiene que escucharse bien fuerte.

A su vez, existen varios ejemplos actuales de bandas de garage en nuestro país. Dentro de la lista se puede mencionar a agrupaciones como Los Sustos, Vete Al Diablo, Los Chicos Problema y Telekrimen. Aunque todas parten de la misma raíz y ejecutan un sonido primitivo, cada una presenta un estilo personal.

Por otra parte, a lo largo de los años también se han realizado compilaciones que agrupan a distintos grupos de garage mexicanos. El sello Pebbles cuenta con un volumen enfocado a grupos de los sesenta. Uno de los trabajos más importantes es el boxset de 3 CD's Los Nuggetz: 1960's Punk, Pop And Psychedelic Music From Latin America (RockBeat Records, 2014), aunque no es exclusivo de proyectos nacionales sino de toda Latinoamérica. Finalmente, otro lanzamiento a destacar es el álbum Mundo Salvaje (Rabia Teen Records, 2012), el cual reúne a una decena de agrupaciones mexicanas de garage. 

A la fecha existen distintas generaciones de músicos que representan al garage en México. Para mostrar un panorama general, en Música Inclasificable hicimos una lista de reproducción con más de una treintena de canciones. Se encuentran ordenadas de manera cronológica y funcionan como un muestrario del hijo más salvaje que ha tenido el rock.



lunes, 16 de marzo de 2020

Reseña: The Heck - Move! / Burnout 7" (Sour Bomb Records, 2020)




Pasan los años pero la energía que Henri Sulmann transmite a través de su música se mantiene intacta. Han pasado dos décadas desde que se dio a conocer con De Keefmen y The Miracle Men, pero aunque ambas bandas ya no existen, ahora continúa su legado con The Heck. Pese a que son proyectos distintos, el estilo ruidoso se mantiene.

El trío holandés cuenta con un par de sencillos (de los que ya hemos escrito aquí y aquí), además de un LP publicado por el sello inglés Dirty Water Records (del que también ya escribimos un reseña). Ahora, prácticamente sin tomar un descanso, el tridente presenta un par de canciones inéditas como adelanto de lo que será su segundo álbum.

En ese sentido, el conjunto nunca ha negado su fascinación por el rock & roll ejecutado a máximo volumen y sin complicaciones. Mientras más sencillo siempre será mejor, así como lo han demostrado desde The Sonics hasta los Ramones. Es una declaración de principios que a la fecha se mantiene presente con los holandeses.

En primera instancia, la cara A del sencillo publicado por Sour Bomb Records contiene "Move!", una pieza corta pero frenética. Arranca con una batería que marca el ritmo que se escuchará durante los siguientes dos minutos. A los pocos segundos se le suma un destructivo bajo y todo se complementa con una ruidosa guitarra y los gritos desaforados de Henri. Es la fórmula de siempre y por eso cualquier fanático de la música sudorosa puede quedar complacido.

A su vez, la cara B está conformada por "Burnout", una composición todavía más corta y acelerada que la primera. En minuto y medio alcanza a dinamitar con su sonido gritón en el que no se busca la perfección sino simplemente expulsar los sentimientos de una forma natural. 

No hay sorpresas porque con The Heck, escuchar una de sus canciones equivale a conocer toda su discografia. El objetivo de los integrantes no es mostrar un falso virtuosismo sino simplemente divertirse y hacer que quienes los escuchen pasen un rato agradable.


lunes, 9 de marzo de 2020

Reseña: V. A. - Gracias Por Escuchar. Cuentos Inspirados en la Radio (Resonancia Editorial, 2020)




Durante décadas, la radio fue uno de los máximos medios de comunicación en el mundo. Su momento cumbre aconteció en 1938 cuando Orson Welles realizó una lectura dramatizada de la novela War of the Worlds, de H. G. Wells, y miles de los radioescuchas pensaron que en realidad la Tierra estaba siendo atacada por extraterrestres.

A su vez, la radio también ha sido un medio indispensable para la propagación musical. La muestra más clara es el trabajo del disc-jockey Alan Freed, quien en los cincuenta con su programa radiofónico fue una pieza clave para impulsar el R&B negro y ponerlo en la mira (o mejor dicho en los oídos) de los jóvenes blancos de la época. Con esto daría inicio la nueva revolución llamada rock & roll.

Y ahora la radio es el hilo conductor que une a los 24 cuentos que conforman la nueva antología editada por la revista digital Resonancia Magazine. Ya es la cuarta publicación de esta serie en la que se busca difundir la lectura a través de temas relacionados con la música.

A diferencia de las anteriores entregas (de las que ya hemos escrito aquí y aquí), ahora no sólo aparecen escritores mexicanos sino también españoles. Cada uno presenta un cuento que mantiene un vínculo directo con la radio, la eterna compañera que sigue viva en los actuales tiempos digitales.

En primera instancia, Alejandro González Castillo ofrece en "La Mano Peluda" un relato descarnado y con una jerga lingüística propia del mexicano bravo de clases bajas. Su frenético estilo sin descanso, cercano al free jazz, hace pensar en Jack Kerouac y su obra cumbre On The Road. A su vez, la historia toma inspiración en el emblemático programa de radio del mismo nombre que durante más de dos décadas provocó pesadillas en sus radioescuchas.

Por otra parte, Jacobo Vázquez combina la realidad con la ficción en "Radio Deseo", en donde disecciona la historia de un joven veinteañero que recibe la oportunidad de tener un programa de radio especializado en pop y rock en español. Los más experimentados podrán reconocer que en realidad es un texto biográfico acerca de Mole Mogollón, desaparecida emisión que se escuchó durante los primeros años de Radio Ibero.

De igual forma, otro de los colaboradores es Homero Ontiveros, conocido por su doble vida. En su faceta más popular es tecladista de la banda de ska Inspector; sin embargo, también es fundador del sitio La Zona Sucia que apuesta por el periodismo de largo aliento. Su aportación al libro consiste en un texto biográfico en el que resume la importancia de los programas de radio porque acercan música que podría ser de difícil acceso a los escuchas.

Algo similar ocurre con Juan Alberto Vásquez, quien sitúa su historia en los ochenta y muestra la importancia que tuvieron los locutores de radio para difundir música poco convencional en un México que vivía atrapado en un burbuja con respecto a los demás países. Su cuento muestra una clara referencia al impacto que en su momento significó la aparición de Rock 101 para una generación inconforme con las pocas opciones que existían.

Como en toda antología, el nivel es variado y algunos cuentos brillan más que otros. Otros autores que ofrecen historias destacadas son Pilar Ortega, Enrique Blanc, Pedro Escobar, Fernando Benavides y Alejandro Mancilla.

Para algunos, la radio puede ser un medio obsoleto en pleno Siglo XXI. Lo cierto es que pese a los avances, el dejarse acompañar por un locutor, escuchar sus historias y descubrir canciones que de otra manera tal vez jamás se habrían escuchado siempre serán sus principales virtudes. Ya existen alternativas digitales como Youtube y Spotify que te permiten escuchar prácticamente toda la música del mundo al instante, aunque en muchos casos eso implica convertirte en esclavo de un algoritmo.

La antología Gracias Por Escuchar. Cuentos Inspirados en la Radio es un esfuerzo independiente de sus creadores y puede ser adquirida con envío a cualquier parte del mundo a través de Amazon o de Kichink.

https://twitter.com/graciasporescu1
https://www.facebook.com/Gracias-por-escuchar-101116984787766/

jueves, 5 de marzo de 2020

Reseña: Soul Bandidos - Lo Peor De... (Sweet Grooves Records, 2020)




A lo largo y ancho de todo el territorio español siempre emergen agrupaciones de los más variados estilos de rock. Mientras que algunas tienen un discurso político o compromiso social, otras simplemente quieren hacer música divertida para bailar y eso es lo que ocurre con Soul Bandidos.

A pesar de ser un nuevo quinteto nacido en las calles de Valencia, detrás se encuentran experimentados músicos que han pasado por múltiples proyectos musicales, aunque tal vez el más importante a destacar es Cromañones donde participaron tres de los integrantes.

Con poco más de dos años de trayectoria, el nuevo combo español debuta con un 7" publicado por el sello Sweet Grooves Records. Apenas cuatro canciones son suficientes para incendiar la pista de baile a ritmo de frat rock y sonidos que evocan a las primeras bandas de rock & roll de la historia.

Un acelerado saxofón que recuerda al cuarteto barcelonés Los Mambo Jambo se coloca en primer plano como una de las características del grupo. Ejecutado por Wiso Bandido y sus incansables pulmones, es el encargado de brindar distinción al sonido.

A su vez, también se encuentran un par de festivas guitarras con todo el espíritu de The Fleshtones y un cantante que, al estilo de los Woggles, parece que está en medio de un exorcismo cuando canta. Sus gritos aulladores son los encargados de relatar divertidas historias en cada una de las canciones que contiene el sencillo.

Para ilustrar la tapa del 7" se contó con el talento de Mik Baro, quien se ha convertido en uno de los artistas preferidos de las bandas españolas de rock & roll. En este caso su trabajo muestra una fuerte influencia de las viejas caricaturas de Hanna-Barbera.

Las canciones apenas son la primera muestra de un joven conjunto que se encuentra en ascenso. Mientras llega otro single o un LP lo único que se puede hacer es escuchar su 7" debut y ponerse a bailar.


miércoles, 4 de marzo de 2020

Reseña: Moron's Morons - Looking For Danger (Slovenly Recordings, 2020)




En un intento por encontrar a las bandas más ruidosas y salvajes del mundo, el sello Slovenly Recordings edita por primera vez a un grupo de Polonia, país que hoy goza de riqueza y prosperidad pero eso no significa que todos sus habitantes aspiren a llevar una vida tranquila y alejadas de vicios.

Dentro de la nación existen cuatro jóvenes aficionados al punk descarnado y la música sudorosa que decidieron crear su propio proyecto. Ya con el nombre de Moron's Morons se han dedicado a tocar en todo tipo de escenarios subterráneos e insalubres de su tierra natal. Y precisamente ahora muestran su primer álbum que desde el título deja en claro que disfrutan del peligro.

El cuarteto conformado por quienes responden a los nombres de Lawless Dick Stingher, John Pauly Shore II, Philo Phuckphace y Turd Awesome no teme en reconocer a G.G. Allin, The Stooges, The Rip-Offs y los nipones de Teengenerate como sus máximas influencias y principales ejemplos a seguir. Inclusive si ellos no lo dijeran, desde el primer momento en que se escuchan sus canciones resulta bastante obvio.

El material conformado por 13 composiciones es directo y sin contemplaciones. Todas las piezas muestran un sonido acelerado y frenético en el que no existe la perfección. Es puro punk & roll ejecutado con el objetivo de romper tímpanos y sacudir esqueletos.

De manera similar a sus compañeros de diquera, The Cavemen, el combo polaco se destaca por ofrecer música para delincuentes juveniles. No hay baladas ni voces educadas sino canciones hiper aceleradas y gritos de cavernícolas modernos que tienen el único objetivo de hacerte pasar un rato agradable mientras te acabas tu cerveza.


jueves, 27 de febrero de 2020

Reseña: MFC Chicken - Fast Food & Broken Hearts (Dirty Water Records / FOLC Records, 2020)




A una década del nacimiento de MFC Chicken y convertirse en una de las agrupaciones sensación del rock & roll internacional, el combo inglés regresa con el quinto álbum de su trayectoria. Y como si los años no hubieran transcurrido, el resultado suena exactamente igual a todos sus lanzamientos anteriores.

Desde un inicio el cuarteto surgido en Londres manifestó su intención de adentrarse en el frat rock. Inclusive sus integrantes manifestaron que su objetivo era tomar la música de The Sonics y trasladarla a la actualidad.

El nuevo LP abre con "Always, Always, Always", una pieza corta que funciona como aderezo del material. Una guitarra con aroma de música surf se funde con una rítmica batería que recuerda la época dorada del R&B. Aunque en el papel protagónico se encuentra el saxofón del fundador Spencer Evoy, quien también se encarga de cantar e imprimir un estilo que se alimenta por completo de Little Richards, Fats Domino y Chuck Berry.

De forma inmediata se encuentra "KFC Called The Cops On Me". La composición que apenas llega a los dos minutos de duración se distingue por su acelerado estilo que toma elementos del swing y como ya es habitual en el cuarteto, contiene claras referencias al pollo frito, uno de los platillos más tradicionales que existen en el Reino Unido.

Otra canción a destacar es "Spy Wail" gracias a su atmósfera misteriosa que recuerda al tema principal de Pink Panther a cargo de Henry Mancini, aunque además contiene unas elegantes percusiones que la adentran todavía más en el terreno del lounge.

En total, el material editado por Dirty Water Records y FOLC Records contiene 14 composiciones propias y en ningún momento baja de nivel. Suena tan actual a pesar de estar inspirado por sonidos que tienen más de medio siglo de haber sido creados.


lunes, 24 de febrero de 2020

Reseña: Cegvera - The Sixth Glare (Stolen Body Records / LSDR Records, 2020)




Mientras algunos piensan que el mundo se terminará cuando una raza alienígena ataque a la Tierra, en realidad el enemigo podría ya estar aquí y ser el propio hombre. Para musicalizar un apocalipsis de este tipo, el conjunto binacional Cegvera (del que ya hemos escrito con anterioridad) presenta su segundo álbum.

Anteriormente trío, el ahora dueto fundado en la ciudad de Bristol está conformado por Gerardo Arias en la guitarra (también baterista de Vinnum Sabbathi) y Matt Neicho en la batería. Con inclinaciones hacia el doom metal, drone y la música ambiental, el nuevo trabajo de la pareja muestra un sonido mejor cohesionado y además gira en torno a un concepto.

A partir de problemas claros que ya afectan al mundo como la crisis ambiental y el abuso en el consumo de antibióticos, la dupla compuso nueve canciones que no necesitan de una voz para transmitir su mensaje. 

La pieza abridora es "Infection", la cual funciona como breve introducción para "Incubation" que es la iniciadora de la sesión de sonidos lentos pero ejecutados a máximo volumen. La estridencia se mantiene sin contemplaciones durante los siguientes 40 minutos. Aunque existen algunos pasajes de introspección, la mayor parte del tiempo las bocinas se sacuden por la intensidad de la música.

Con arte de portada del ilustrador Hellbound Graphics, el material es editado en vinilo por el sello inglés Stolen Body Records y en CD por el mexicano LSDR Records. Además no se trata de un álbum conceptual más sino que realmente existe un esfuerzo por tejer una historia que se desarrolla mientras las canciones avanzan.


jueves, 20 de febrero de 2020

Reseña: Destination Lonely - Nervous Breakdown (Voodoo Rhythm Records, 2020)




A lo largo de los últimos años Lo'Spider se ha convertido en el máximo referente del rock & roll sucio y de alcantarilla en Francia. En parte es debido a su trabajo como productor en su propio estudio, Swampland, pero además también por su trabajo como músico al frente de Destination Lonely.

A pesar de la intensa actividad de los integrantes del trío, su ritmo de trabajo y creatividad se encuentran en uno de los momentos de mayor esplendor. Gracias a eso grabaron 17 canciones en apenas un par de semanas para incluir en la continuación de Death Of An Angel (del cual ya escribimos una reseña).

Si bien, lo natural hubiera sido hacer una selección de los temas para escoger los que aparecerán en el disco, el trío ha dicho que ninguna de sus canciones se escucha floja o de relleno, por lo que simplemente eligieron todas y las encapsularon en un álbum doble.

Ahora bien, con respecto al sonido no existen muchos cambios con respecto al pasado. El tridente continúa con su combinación de garage-punk carroñero con trash rock & roll lleno de fuzz.

En este caso, dentro del material editado por el sello suizo Voodoo Rhythm Records llaman la atención los dos covers que aparecen. El primero es "I Want You" de The Troggs pero ahora con un sonido oscuro y decadente al estilo del viejo Velvet Underground. La segunda versión es "Ann" de The Stogges, que inicia con un ritmo lento e hipnótico para después transformarse en una cascada sónica de alto impacto.

Por la parte de las composiciones propias, en "Out of Your Head" y "Lovin'" se muestra la cara más tradicional del rock & roll pero ejecutado de forma cruda, con guitarras rasposas y a baja fidelidad pero bien ecualizado.

A su vez, al contener tantas canciones también existe un amplio rango de estilos. En "Nervous Breakdown" destacan las afiladas guitarras y un ambiente lleno de enojo, mientras que en "Day by Day" se aprecia un rock & roll desenfadado y cantado a coro como los Black Lips.

El trío galo ofrece con un par de guitarras y una batería una dosis musical que reniega de los sonidos elaborados y la experimentación innecesaria. Lo de ellos es puro rock & roll y mientras más simple y ruidoso, mejor.


martes, 18 de febrero de 2020

Reseña: WolfWolf - Metamorphosis (Lux Noise Records, 2020)




Durante una noche de Luna llena y en medio de un ambiente oscuro y tenebroso, un par de músicos originarios de Suiza se propusieron crear una nueva banda de rock & roll. El objetivo siempre fue incorporar referencias y elementos de la cultura del horror a su sonido.

Detrás de WolfWolf se encuentra la pareja de nombre idéntico Mr. Wolf (guitarra y voz) y Mr. Wolf (batería de pie). Después de un par de álbumes en los que se dieron por su estilo definido por ellos mismos como garage-punk freak show trash'n'roll from the woods, ahora están de regreso.

El tercer LP del combo, editado por Lux Noise, mantiene el mismo estilo que los anteriores, aunque ahora se escucha una incorporación de más sonidos. La encargada de abrir el material es "Lucifer", la cual se caracteriza por su podredumbre y desesperanza junto a una deprimente voz que recuerda a Nick Cave.

A su vez, en "I Was Wrong" se aprecian los primeros destellos de rock & roll rabioso gracias a una sencilla y taladrante batería. No hay virtuosismo pero sí la intensión de provocar movimientos incesantes en los escuchas. De forma inmediata inicia "Klaus" que combina un energético punk rock junto con un teclado con reminiscencias a la música techno de los ochenta. 

Por otra parte, un cambio radical se puede escuchar en "She's A Threat", una pieza que combina el spoken word con una trompeta invitada que le imprime un ambiente circense. De igual forma, tampoco se puede ignorar "Fat Fly", una composición protagonizada por la fantasmal voz de Dieter Meier, quien en 1979 fundó el dueto suizo de new wave Yello. El resultado funciona para visitar de noche cualquier panteón o simplemente dejarse hipnotizar por el sonido de WolfWolf.

Como se puede intuir al leer los títulos de las canciones, las referencias al cine de horror o personajes de la cultura popular se mantienen a lo largo de las 12 canciones que contiene la placa.

A pesar de tener una formación con el mínimo de elementos, la experiencia ha permitido que el dueto suizo obtenga un sonido mejor cohesionado y en el que hay lugar para experimentar y así incorporar más instrumentos, aunque al final todo se trata de simplemente rock & roll peludo.


jueves, 30 de enero de 2020

Reseña: The Monsters - I'm A Stranger To Me / Carpool Lane 7" (Slovenly Recordings, 2020)




Se suele decir que dentro de géneros como el garage-punk lo que más importa es la actitud. Aunque es cierto, tampoco se puede pasar por alto que un error que cometen muchos es la falta de identidad. A la fecha son pocas las bandas del estilo que tienen un sonido que los distingue del resto.

Al respecto, una agrupación que cuenta con una larga trayectoria y ha conseguido obtener un sello propio es el quinteto suizo The Monsters. Lo cierto es que buena parte ha sido gracias a su líder y fundador, el Reverend Beat-Man, quien cuenta con un carisma único y una rasposa voz imposible de imitar.

La agrupación también se destaca por su frenético estilo de trabajo. Sus constantes giras han servido para llevar la música del combo a los rincones más lejanos del mundo. Pero ahora ha logrado un nuevo logro porque por primera ocasión uno de sus lanzamientos es editado por el afamado sello Slovenly Recordings, especializado en el rock ruidoso que genera dolores de cabeza.

El nuevo 7" contiene dos temas inéditos, pero si algo se debe dejar en claro es que ambos contienen el mismo sonido de lija que ha distinguido al conjunto europeo. No hay experimentaciones ni evoluciones porque cuando algo está bien hecho no hay necesidad de modificarlo.

En la cara A se escucha "I'm A Stranger To Me", un tema feroz y agresivo de apenas un par de minutos pero que explota desde el primer segundo. No existe una tediosa introducción ni una elaborada letra porque todo es directo. Es un derechazo directo a la quijada con una batería roñosa difícil de sacar de los oídos.

Pero una vez que se supera el primer golpe llega "Carpool Lane", una pieza con un sonido oscuro que podría confundirse con cualquier trabajo de Black Sabbath, aunque sólo se trata de un disfraz. A lo largo de más de cuatro minutos se escuchan los berridos del estrafalario cantante quien repite una y otra vez el título de la canción.

Aunque la edición convencional es editada en un 7" de pequeño tiraje, también existe otra versión de colección. Se trata de un cassette que incluye las dos composiciones mencionadas junto a una selección de temas de los álbumes Pop Up Yours (2011), M (2016) y Birds Eat Martians (1998).

Guitarras tan rabiosas que escupen espuma y gritos ensordecedores que provocan zumbidos en los oídos. Así es la forma más sencilla en que se puede describir el sonido de una de las agrupaciones más importantes del garage-punk contemporáneo.