lunes, 9 de diciembre de 2019

LOS 10 MEJORES ÁLBUMES DE ROCK MEXICANO DEL 2019



Un año más llega a su fin y en Música Inclasificable elegimos nuestros 10 álbumes favoritos de rock mexicano del 2019

La actual vorágine de información ha transformado por completo la forma en que los músicos dan a conocer su trabajo. Mientras hace no mucho existía una carencia de propuestas, ahora se pasó al extremo opuesto de la abundancia.

La consecuencia de la amplia oferta es que una gran cantidad de proyectos musicales carecen de una identidad propia. Se han convertido en replicantes al estilo de Blade Runner que carecen de alma. 

Otro inconveniente es que pueden existir muchas bandas nuevas parece que a muy pocas les interesa la continuidad de su trabajo. Cuando se busca el éxito inmediato es muy sencillo caer en la desesperación.

Por lo pronto, en un ejercicio de memoria en Música Inclasificable realizamos una revisión con los mejores álbumes mexicanos que se publicaron a lo largo del 2019. 

Al igual que hemos hecho en ediciones pasadas, sólo nos enfocamos en el rock por ser el género en el que creemos y al que consideramos igual de vivo que en el pasado. No es necesario revivirlo porque nunca se ha muerto y lo único que se necesita es tener un poco de curiosidad y dejarse sorprender.

Sin ningún tipo de orden de importancia o jerarquía, todas las bandas mencionadas aparecen en estricto orden alfabético.

También recomendamos revisar nuestras listas con los mejores discos mexicanos del 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018.

A manera de muestrario, también creamos una lista en Spotify con una canción representativa de cada uno de los álbumes seleccionados.


Black Overdrive - All Evil
(Independiente)


El segundo material de Black Overdrive es un reflejo de lo que implica vivir en un lugar como la Ciudad de México. Guitarras tóxicas que embisten los oídos y un ritmo trepidante a base de stoner metal que no conoce el descanso. A lo largo de 10 canciones se recuerda el putrefacto mundo en el que vivimos. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.




Cabezas De Cera - Contigo Y En Directo: En Vivo en el Alicia
(Grabaxiones Alicia)


Pasan los años y el dueto capitalino Cabezas de Cera se mantiene a la vanguardia musical. A la fecha todavía no se cuenta con un adjetivo que pueda describir su sonido que contiene elementos de rock progresivo, jazz y rasgos prehispánicos. Dentro de la nutrida oferta mexicana no existe otra propuesta con un estilo al menos similar al de estos hermanos que inclusive construyen sus propios instrumentos.





Carrion Kids - Hacer Daño
(Independiente)


En las canciones de Carrion Kids no hay virtuosismo ni filosofía pero sí fuertes dosis de energía y valemadrismo. Además el cuarteto es uno de los conjuntos de mayor actividad en México gracias a sus constantes presentaciones que inclusive han derivado en giras por Europa y Estados Unidos.





Dolores De Huevos - Crisis Mental​ / Crisis De Conciencia
(Penelope Records)


La unión de músicos originarios de famosas bandas mexicanas de distintos tipos de rock dio como origen a una agrupación que combina el hardcore-punk con elementos teatrales y oratorias de poesía durante sus conciertos.





Elchivo - Elchivo
(Independiente)


Mientras el combo regio Maligno se mantiene en reposo de forma indeterminada, algunos de los músicos que formaron parte de la banda dieron vida a Elchivo, oscuro proyecto que sigue en la exploración del stoner rock y el doom metal con lentos ritmos ejecutados a máximo volumen para reventar amplificadores.





Lorelle Meets The Obsolete - De Facto
(Sonic Cathedral Recordings / Registros El Derrumbe)

Abandonar tu país en búsqueda de un sueño no es nada sencillo pero el dueto Lorelle Meets The Obsolete es un ejemplo de que siempre se debe de soñar en grande. Con fama internacional, Lorena y Beto ahora son reconocidos como los creadores de una de las bandas de rock fantasmal más destacadas de la actualidad. Recomendamos leer la entrevista que le hicimos a LMTO.





Los Perdedores del Norte - Punk Rock Norteño
(Bam Bam Records)

Después de años de permanecer fuera de los reflectores desde su salida de Seguimos Perdiendo, Maic decidió hacer un nuevo proyecto de estudio en el que regresa al pank rock al estilo de los Ramones pero ahora combinado con música norteña. El resultado es completamente extraño a primera instancia, aunque es una realidad que nadie lo había intentado con anterioridad.





The Risin' Sun - 24 Hour Buffet
(Toga Records)

Aunque parezca una eternidad en realidad apenas ha transcurrido una década desde el inicio de este power trío mexicano. La mejor forma de celebrar su aniversario fue con el lanzamiento de su tercer álbum en el que se repite la dosis de rock lleno de psicodelia, aunque cada vez con un estilo y sonido más refinado.





Telekrimen - Culto  A Lo Imbécil
(Slovenly Recordings / Música Para Locos Records)

Existen grupos que son capaces de superar todas las adversidades que se les presenten y uno de ellos es Telekrimen. Sin compromisos ajenos y con un estilo bien definido dentro del garage-punk, cada nuevo trabajo de los mexiquenses suena más agresivo y salvaje que el anterior. Recomendamos leer nuestra reseña completa del álbum.





V. A. - Tortillas Negras: 24 Nuggets From Orfeon Records Vaults
(Chez Nobody Records)


Con el objetivo de replicar lo hecho por Lenny Kaye con su serie Nuggetsla tienda y sello Chez Nobody Records realizó una de las mejores compilaciones sobre el inicio del rock & roll mexicano que existen. Las 24 canciones que se incluyen se tomaron de las cintas originales de Discos Orfeón grabadas entre 1965 y 1970, siendo lo más destacado que muchas de ellas nunca habían sido publicadas en CD. Además de la parte musical también vale mucho la pena el trabajo de ilustración y el ensayo que se incluye en el booklet para ahondar en la historia de las bandas nacionales de la época.

domingo, 8 de diciembre de 2019

Reseña: Dead Sequoia - Dead Sequoia (Sweet Grooves Records, 2019)




Si existe un sello en España que destaque en la actualidad por la publicación constante de materiales es Sweet Grooves Records. En pocos años ha logrado una estabilidad y dar a conocer en el resto del mundo, además de siempre mostrar una inclinación hacia el rock.

Al respecto, su nuevo lanzamiento es el primer material oficial de Dead Sequoia, un cuarteto formado en 2016 en el País Vasco y el cual se destaca por su peculiar mezcla de rock & roll, punk, garage y psicodelia. Todo junto y muy bien revuelto.

El trabajo abre con "No quiero nada de ti", una furiosa pieza que le canta al desamor con el apoyo de una distorsionada guitarra y una batería que jamás pierde el ritmo. Por su parte, "Insomnio" muestra un estilo más lento y lisérgico, acompañado de un pegajoso coro que es demasiado sencillo de memorizar.

A su vez, "Amor de antro" muestra una rítmica guitarra de rock & roll que acompaña al cantante Ibai en su descripción de cómo es la vida nocturna en su natal Vitoria. Finalmente el trabajo concluye con "Me da igual", una composición que narra un día cualquiera de su integrantes pero a ritmo de punk rock sudoroso.

Además vale la pena mencionar que el argentino Martín Guevara del trío Cápsula se encargó de la grabación. Su mayor virtud fue capturar la energía de cualquier presentación de Dead Sequoia y trasladarla al estudio.


miércoles, 4 de diciembre de 2019

Reseña: Midnite Snaxxx - Music Inside (Slovenly Recordings, 2019)




Si por algo se caracteriza el sello americano Slovenly Recordings es por publicar a bandas que no necesariamente pertenecen a un género en específico. Aunque la constante en la mayoría de su catálogo es el punk caótico, también hay lugar para grupos inclinados hacia el pop bien entendido.

La muestra más clara es el nuevo trabajo de Midnite Snaxxx, proyecto originario de Oakland, California, que cuenta con alrededor de una década de trayectoria. Desde un inicio ha sido criticado porque para algunos es demasiado dulce para ser punk, mientras que otros afirman que es muy ruidoso para ser una banda plástica.

Lo cierto es que el conjunto siempre se ha distinguido por su combinación de canciones llenas de poder pero con coros pegajosos. Al final su estilo se alimenta directamente de lo que hacían los Ramones.

Ahora el cuarteto presenta su tercer LP en el que se escucha en primer plano la voz aguda e inconfundible de Dulcinea. Para complementar a la banda están Chris (guitarra), Camylle (bajo) y Sammy (batería). Lo que se obtiene como resultado es un furioso pero amigable sonido.

Dentro del disco destaca "Gold Chains" por su estilo duro y cercano al llamado post punk aunque sin su pesimismo. Se trata de una pieza que muestra a una versión feliz de Joy Division.

Por otra parte, en "Cyborg" se siente una inclinación hacia el hardcore-punk por el estilo agresivo y destructivo de la canción, además de su fugaz duración que apenas llega a los 40 segundos.

Más adelante está "I Just Need Myself" con un estilo rabioso pero contenido hacia el rock & roll al estilo de Joan Jett y Debbie Harry en los primeros años de Blondie.

Sin adentrarse por completo en un género musical, Midnite Snaxxx simplemente es una banda de rock & roll. No existe un compromiso por cambiar el mundo pero tampoco es música plastificada.


miércoles, 27 de noviembre de 2019

Reseña: The Routes - Tune Out, Switch Off, Drop In (Groovie Records, 2019)




Dentro del garage-punk de años recientes existe un nombre que destaca y es Chris Jack. El motivo es porque se trata de una de las personas de mayor actividad en la música. Así lo demuestran sus constantes lanzamientos y presentaciones con su banda The Routes.

El multiinstrumentista de origen británico pero que ahora radica en Japón no parece querer cambiar su estilo de vida. Por eso es que ahora presenta el nuevo álbum de su banda y en el que se mantienen las guitarras fuertes y distorsionadas, aunque también existen algunos cambios.

En primer lugar, Chris se encargó de la guitarra y el bajo en el estudio, mientras que su compatriota Bryan Styles es el que ejecuta la batería. La pareja grabó una decena de composiciones propias que son las que conforman el séptimo LP de The Routes en su breve trayectoria de poco más de una década.

Al escuchar el material lo primero que se puede afirmar es que es el trabajo con mayor carga de psicodelia de su discografía. Desde los primeros riffs de la abridora "The Ricochet" se siente un ambiente delirante e inclusive el ritmo lento y repetitivo se adentra en el krautrock.

Por su parte, "The King Of Loose Ends" es una pieza mucho más cercana al garage-punk de los materiales anteriores del conjunto. La guitarra con fuzz, la voz aguardientosa con aroma a alcohol y una potente batería son los elementos que la identifican.

El hecho de que el disco muestre una tendencia hacia la lisergia no es algo accidental. El propio Chris he declarado que el título del material hace referencia al álbum Turn On, Tune In, Drop Out que grabó el escritor y promotor de los alucinógenos Timothy Leary en 1967. Inclusive la portada de este nuevo lanzamiento es prácticamente la misma que la del material citado.

Con lo anterior en mente, se entiende de mejor forma el resultado final de este LP editado por el sello portugués Groovie Records. De hecho, en "When You Come Down" y "Thinner Everyday" se escucha una fuerte influencia del shoegaze de los ochenta con los sonidos oscuros de My Bloody Valentine, The Jesus And Mary Chain y Slowdive.

Más allá del prolífico trabajo de The Routes, algo que se debe de agradecer del grupo es que evita permanecer estancado o repetir la misma fórmula una y otra vez. Salir de la zona de confort es uno de los retos que muy pocos músicos se atreven a enfrentar.



martes, 26 de noviembre de 2019

Reseña: Bobkat '65 - Back Off Me (Get Hip Recordings, 2019)




La década de los sesenta del siglo pasado ha sido una de las más importantes en la historia contemporánea. La mayor muestra se puede apreciar en la repercusión e influencia que existe en la actualidad.

Fue así que en 2015 tres jóvenes españoles decidieron fundar un proyecto musical que, desde el nombre, deja en claro su reverencia por el pasado. El grupo se llama Bobkat '65, igual que el modelo de guitarra fabricado por Harmony Company a mediados de los sesenta.

El trío obtuvo reconocimiento con su primer LP, grabado en los Estudios Circo Perrotti de Jorge Explosion en 2017, por lo que ahora es momento de escuchar su segundo material de larga duración. Al igual que su debut, es publicado por el sello americano Get Hip Recordings.

En esta ocasión el tridente asturiano conformado por  Ana (guitarra y voz), Paula (bajo y voz) y Diego (batería) contó con la producción del afamado Jim Diamond para registrar las 10 canciones que conforman el trabajo.

En términos de sonido parecen no existir muchas diferencias y eso deriva en una clara inclinación hacia la psicodelia, las armonías vocales, el fuzz en la guitarra y el rock & roll adolescente que predomina en las compilaciones de la época como las series de la Nuggets y Pebbles.

No hay complicaciones porque las letras de las canciones son igual de sencillas que su contraparte musical. Las canciones hablan de cuestiones universales como el amor y las decepciones, pero siempre a través de energéticos ritmos.

Destacan algunas composiciones propias como "Snowing In My Heart" y "Society Trash", las cuales inclusive llegan a coquetear con el protopunk gracias a su sonido sucio y desenfadado. A su vez, también se escuchan algunos covers, siendo el más destacado "Cry With Me" de The Story Tellers con su adictivo fuzz, pero ahora revitalizado.

Con un estilo simple pero no simplón, el trabajo muestra lo que se puede hacer con el mínimo de elementos. Las canciones no necesitan exceso de maquillaje porque la belleza es natural.


lunes, 25 de noviembre de 2019

Reseña: Televisionaries - Ram-A-Lam-A 7" (Hi-Tide Recordings, 2019)




De manera histórica Nueva York es conocido por ser uno de los estados más famosos de Estados Unidos. Dentro del campo musical destacan sus aportaciones al punk, jazz y art rock, aunque en realidad su variedad sonora es mucho más amplia.

Dentro de la música surf son pocos los representantes de Nueva York que se pueden mencionar, pero uno de los exponentes más recientes es el trío Televisionaries que ahora presenta su nuevo 7" a cargo del sello Hi-Tide Recordings.

El cuarteto originario de la ciudad de Rochester presenta en su nuevo single un estilo que se alimenta por completo de lo hecho por The Trashmen hace más de medio siglo. Con esto, se trata de rock & roll a veces instrumental y en otras con coros pegajosos que repiten una frase a lo largo de toda la canción.

En ese sentido, la cara A abre con "Bad News" y su sonido energético y festivo que invita al contoneo de caderas. La guitarra reverberante de Trevor Lake transpira la brisa del mar, mientras que el bajo de Brendan Lake es fuerte pero sin llegar al protagonismo y la batería de Austin Lake se encarga de mantener el ritmo en todo momento. A su vez, los tres integrantes se encargan de los divertidos coros al estilo de The Beach Boys.

Por otra parte, la parte instrumental del conjunto se puede apreciar en "Tokyo Swing" y su dulce melodía que recrea una cálida mañana en cualquier playa del mundo. En cambio, en "Ram-A-Lam-A" se fusiona el doo wop con el ritmo del rockabilly para ofrecer una pieza rápida de menos de dos minutos pero llena de felicidad.

Las canciones parecen perdidas en el tiempo y de no ser por la información del 7", cualquiera podría pensar que fueron grabadas hace varias décadas. El trabajo es una muestra clara de que los mejores sonidos son los que no pasan de moda porque nunca lo han estado.


lunes, 18 de noviembre de 2019

Reseña: Trixie & The Trainwrecks - Too Good To Be Blue / Get Busy Living 7" (Voodoo Rhythm Records, 2019)




La búsqueda de nuevos sonidos que en realidad parecen haber sido grabados hace décadas es una de las características del sello Voodoo Rhythm Records, fundado por el estrafalario Reverend Beat-Man. Aunque muchos de sus lanzamientos están ligados con el punk y garage, en realidad su oferta es demasiado amplia.

La disquera se ha distinguido por ser la casa de proyectos relacionados al blues y la música que imperaba en las primeras décadas del Siglo XX. Eran tiempos en los que todavía no existía el rock & roll formalmente, aunque muchos de los jóvenes de clases bajas de la época eran aficionados a relatar sus vivencias acompañados de sucias guitarras de madera.

Aunque el mundo del blues siempre ha sido dominado por hombres, también existen pocos pero destacados ejemplos de mujeres que se adentran en este campo y uno de los más recientes es Trinity Sarratt, mejor conocida como Trixie Trainwrecks.

Originaria de San Francisco, adquirió reputación cuando siendo una adolescente se mudó a Berlín. Su vida consistía en tocar su guitarra en cualquier lugar a su disposición, lo que incluía la calle y el transporte público. Eso la llevó a formar una reputación y posteriormente inició su propio proyecto de one-man-band, aunque en su caso lo correcto es one-lady-band.

Después del lanzamiento de un par de sencillo con el sello Squoodge Records, fue en el 2018 cuando se integró al catálogo de Voodoo Rhythm Records y publicó su primer LP. La diferencia es que Trixie añadió a Charlie Hangdog por su habilidad con la armónica. Así surgió una dupla de folk-blues-trash que parece salida de un viejo campo de algodón en Mississippi.

Para dar continuidad al trabajo de la pareja, ahora llega su nuevo 7" que contiene dos canciones en las que no existen variaciones con respecto al sonido de su material debut. En primera instancia destaca el trabajo de Trinity quien canta, toca la guitarra y ejecuta un destartalado bombo. Por su parte, Charlie es un hombre con una gran capacidad pulmonar, lo que le permite hacer sonar la armónica como pocos.

Para redondear en cuando al sonido, el binomio contó con un par de colaboradores para la grabación de las dos canciones. Se trata del experimentado Bruce Brand (The Headcoats, Holly Golightly, Hipbone Slim) en percusiones y aplausos. Además también aparece Alex McGowan en los coros.

El resultado ha quedado materializado en un par de piezas que no es posible determinar la época a la que pertenecen. Aunque la etiqueta diga 2019, el sonido es más cercano a lo que escuchaban los esclavos afroamericanos que se encargaron de crear los cimientos de Estados Unidos. Es una pequeña muestra de lo atemporal y universal que puede ser la música.


jueves, 14 de noviembre de 2019

Reseña: The Cavemen - Night After Night (Slovenly Recordings, 2019)




Existen cosas que nunca van a cambiar y una bastante clara es el sonido de The Cavemen. En cuestión de un lustro el cuarteto originario de Nueva Zelanda se ha convertido en uno de los mayores referentes del punk & roll mundial. 

A pesar de la vida de excesos que llevan sus integrantes, su compromiso con la música se mantiene presente. El resultado es un estilo de vida que se divide entre estar de gira por todo el planeta y la publicación constante de nuevo material.

Apenas durante este año el cuarteto publicó un sencillo (recomendamos leer nuestra reseña) y colaboró en una compilación del sello Dirty Water Records (aquí se puede leer nuestra reseña), pero ahora llega su flamante cuarto LP, que al igual que el anterior es publicado por el sello especializado en sonidos ásperos Slovenly Recordings.

Con el título directo de Night After Night, que describe cómo es vivir el rock & roll hasta sus máximas consecuencias, el material contiene 13 ruidosas composiciones que huelen a cerveza y transmiten el sudor que se vive en cualquier presentación de estos cavernícolas modernos.

La fórmula es tan sencilla que parece que cualquiera la puede replicar, pero tal y como lo demostraron los Ramones, en el rock no siempre destaca el que toca más rápido o mejor porque existen aspectos elementales como la actitud y la congruencia que no todos dominan.

Con una voz similar a lo que sucedería si alguien basa su alimentación en comer vidrios rotos, Paul Froggatt convierte sus gritos en una de las marcas inconfundibles de The Cavemen. Pero además también es necesario destacar el trabajo de sus compañeros Jack Beesley (guitarra), Jake Pringle (batería) y Nick Armstrong (bajo) porque la suma de todos los elementos es lo que permite obtener el sonido desafiante que está presente en cada una de las piezas.

La canciones varían su duración entre uno y dos minutos. Son tan directas que no necesitan más tiempo para explotar en los oídos. Hablar sobre peleas callejeras, relaciones amorosas fallidas o simplemente disfrutar el presente sin pensar en el mañana son algunos de los tópicos que se repiten a lo largo del material.

El nuevo álbum de The Cavemen suena exactamente igual al anterior y así ocurre con cada uno de sus lanzamientos. No se trata de una banda que aspire a crear el próximo éxito de moda que le otorgue fama y fortuna sino simplemente desea convertir el rock & roll en una forma de vida.


martes, 12 de noviembre de 2019

Reseña: The Chickenbackers - Yeh Right, Yeah! (Soundflat Records, 2019)




El mayor anhelo de múltiples grupos musicales es que el tiempo se hubiera detenido en la década de los sesenta y justamente eso es lo que ocurre con The Chickenbackers, un novato cuarteto proveniente de Madrid aficionado al rock & roll y a la vestimenta elegante.

El conjunto representa una de las caras más frescas del actual movimiento musical de España. Tan sólo cuenta con un EP previo y ahora llega su primer álbum a través del sello alemán Soundflat Records.

En cuestión de sonido el material de 14 canciones se adentra por completo en el rhythm & beat. No hay complicaciones ni experimentaciones porque los integrantes tienen bastante claro su objetivo.

Como es natural, los únicos instrumentos que se escuchan son un par de guitarras, un bajo y una batería. Con una formación clásica el cuarteto ejecutan tanto composiciones propias como versiones, pero siempre con la idea clara de sonar como sus héroes musicales, los cuales van de The Zombies y hasta los Easybeats.

De igual manera, otra característica del LP es que todas las canciones están cantadas en inglés. Es "Because I Was Blind" la encargada de abrir el trabajo y gracias a su pegajoso coro es bastante sencilla de memorizar. A su vez, el rol de cantante se reparte entre los cuatro integrantes para obtener una interesante armonía vocal.

Por otra parte, dentro del apartado de los covers destaca la versión de "Can't Get Your Lovin'" de los Count Five. Una de las canciones más emblemáticas del primigenio garage de los sesenta no requiere cambios y por eso no los tiene. El combo madrileño la ejecuta con mínimas diferencias pero con la misma intensidad que con la que John Byrne la compuso hace más de medio siglo.

Con fuertes dosis de energía pero con un absoluto respeto por el sonido que prevaleció en el máximo apogeo de la música beat en el Reino Unido, el primer LP de The Chickenbackers reafirma que existen estilos que nunca deberían de cambiar.


martes, 5 de noviembre de 2019

Reseña: Satan's Pilgrims - Happy Holidays with Satan's Pilgrims 7" (Hidden Volume Records, 2019)




Fue en la década de los noventa cuando la música surf vivió uno de sus mejores momentos a nivel internacional. Aunque la bomba detonó con el estreno de Pulp Fiction de Quentin Tarantino en 1994, desde algunos años antes ya existían bandas que ejecutaban rock & roll instrumental con altas dosis de reverberación en las guitarras.

Dentro de la generación de agrupaciones que nacieron en la última década del Siglo XX existe una que ha logrado enfrentar todo tipo de obstáculos y hasta la fecha permanece en activo. Se trata de los Satan's Pilgrims (recomendamos leer nuestra entrevista con la banda) y su distintivo sonido con tres guitarras, algo poco común dentro del género.

Con poco más de 25 años de trayectoria, el quinteto tiene listo su nuevo sencillo y lo más llamativo es que se adentra en una temática que el grupo nunca había incursionado: la navidad.

De esta forma, con el apoyo de Hidden Volume Records, sello fundado por Scott Sugiuchi (bajista de The Hate Bombs y The Stents), llegan dos temas clásicos de las épocas decembrinas, aunque ahora adaptadas a la música surf.

En primera instancia, la cara A del 7" contiene "Feliz Navidad", pieza que cualquier persona ha escuchado innumerables veces en distintas versiones. Aunque en este caso destaca el sonido instrumental que es acompañado de un festivo teclado que inclusive ejecuta las notas iniciales del clásico del garage "96 Tears" de Question Mark & The Mysterians. La fusión de psicodelia y navidad alcanza nuevos niveles con este cover.

En cambio, en la cara B del sencillo se escucha "Greensleeves", la cual muestra el sonido energético y potente que ha sido patentado por los Satan's Pilgrims. No hay muchas sorpresas y en realidad los rasgos navideños se reducen a unas pequeñas campanas que se escuchan de fondo durante toda la canción.

De igual forma, otra característica de este nuevo trabajo radica en la producción. La grabación y mezcla fue realizada por Evan Foster, guitarrista de los Boss Martians y quien ha sido un amigo cercano de la banda desde hace varias décadas.

Sin importar las creencias personales en torno a una celebración como la navidad, las dos canciones que contiene el 7" son perfectas para escucharse en cualquier época del año.