lunes, 21 de abril de 2014

Reseña: Frankie & The Poolboys - The Adventures Of Cap'n Coconuts (Double Crown Records, 2013)


Si en el mundo de la música existen los llamados "supergrupos", que nacen de la unión de músicos sobresalientes de otras agrupaciones, el surf tiene en Frankie & The Poolboys su mayor representante.

El conjunto encabezado por Ferenc Dobronyi (Pollo Del Mar) en la guitarra líder, encontró en Danny Snyder (The TomorrowMen) en la guitarra rítmica, Karen Dobronyi (Meshugga Beach Party) en los teclados, Tony Bald (The Gregors) en la percusión y Dusty Watson (Slacktone, The Sonics, Dick Dale, Agent Orange) en la batería, a sus compañeros perfectos.

Para darle continuidad a su álbum debut (que incluso llegó a ser considerado por el programa de radio español El Sótano como el mejor álbum de surf de lo que va del siglo XXI), el grupo partió de la idea de  crear temas que evocaran los sonidos de los programas que veían durante su infancia. El resultado se materializó en este segundo álbum.

Con invitados de lujo como John Blair (Jon & The Nightriders) en "Cat Fight", Ted Pilgrim (Satan's Pilgrims) en "Organic Matters", Naotaka Seki (ex Surf Coasters) en "Monkey Prod" y Jonpaul Balak (Insect Surfers y The Tikiyaki Orchestra) en "Rattler Ranch", el conjunto hizo 13 composiciones propias y un cover ("Dead Man Surfin'" de Phantom Frank) que cumplen con su cometido y logran transportarnos a nuestra infancia gracias a sus melodías amigables.

De la inicial "Cap'n Coconuts TV Theme" que es cálida como un rayo de sol, uno también se encuentra con "The Golden State" que es uno de los puntos más relajantes de la obra y con "Paniolo", que invoca a la diversión playera.

Sin ser un material exclusivamente para niños, el resultado es igual o más sorprendente que su primer álbum. Indispensable para cualquier seguidor de la música instrumental y sirve como muestra de que no todos los caminos han sido recorridos.




2 comentarios:

Jesùs Garcìa dijo...

Genial, genial disco. Como fan hasta la médula de Pollo del Mar, este proyecto o supergrupo es como un sueño, y sus dos discos son unas joyas

Shock dijo...

Completamente de acuerdo.