domingo, 22 de octubre de 2017

Reseña: Black Flamingos - Neon Boneyard (Little Dickman Records / Hi-Tide Recordings, 2017)




Con la idea de ejecutar música surf festiva y bailable pero a la vez impregnarle ciertos elementos de exótica y horror surf, el trío estadounidense Black Flamingos, originario de New Jersey, recién lanzó su segundo LP en el que logró la combinación ideal a través de 11 composiciones instrumentales.

Compuesto por Robbie Butkowski (guitarra), Vincent Minervino (batería) y Declan O'Connell (bajo), el joven grupo se fundó en el 2014 y al cabo de dos años fue publicado su álbum homónimo, además de un par de 7" e inclusive participaron en una de las compilaciones de temas navideños que editó el sello instrumental Double Crown Records.

Ahora, el tridente sonoro presenta su segunda placa protagonizada por un sonido limpio y translúcido que busca simular una fiesta playera a mitad del verano, marcada por los inclementes rayos del Sol y las mujeres en bikini que no se preocupan por el hipotético futuro.

El disco abre con la furtiva "The Gurch", que se encarga de fundir todos los instrumentos para conformar un bálsamo para los oídos. A su vez, también se puede escuchar "La Mirada", una fina composición que inclusive integra un saxofón y un teclado que por momentos la acercan al terreno del jazz. También llama la atención "Devil's Punchbowl" con su escabrosa guitarra y un teclado invitado, con lo que el tema se acerca al actual estilo del trío ruso Messer ChupsPor otra parte, el conjunto es capaz de llevar su estilo al extremo opuesto, como se aprecia en "Showdown at Lasso Canyon", la cual está marcada por un ritmo lento y melancólico.

En ese sentido, aparte de todas las composiciones originales también destacan un par de covers que se incluyeron. Por una parte, se encuentra "The Unknown Rider" del amo del fuzz Davie Allan & The Arrows; en cambio, el segundo cover que aparece destaca por su extrañeza debido a que se trata de "Theme From The Traitors", pieza grabada en 1962 por The Packabeats y producida por el hoy legendario Joe Meek, conocido por sus experimentos musicales y ser el compositor de "Telstar", que inmortalizaron The Tornados.

Con un estilo casi tan brilloso como la ilustración de portada, el álbum fue editado en CD y vinilo por los sellos Little Dickman Records y Hi-Tide Recordings y representa una refrescante sorpresa dentro del actual movimiento de música surf estadounidense.


1 comentario:

victor dijo...

Suena bien.............me los apunto para oír.
Un saludo