miércoles, 27 de marzo de 2013

MI CRÓNICA DE MR. HO'S ORCHESTROTICA EN MÉXICO

Al rescate de las partituras perdidas

Por fin llegó el día y el Teatro de la Ciudad, ubicado en el centro del -valga la redundancia- Centro Histórico de la capital mexicana, es el lugar elegido para presenciar uno de los conciertos más esperado por muchos.
A un costado de la taquilla se encuentra una mesa con el merchandise oficial de Mr. Ho's Orchestrotica, que se resume a sus dos álbumes; como primera sorpresa de la noche, en la compra de cualquiera de ellos se regala el primer CD de La Tuza, un proyecto de son veracruzano en el que el propio Mr. Ho's colabora como percusionista.

Ingresar al también llamado 'Teatro Esperanza Iris' es toda una odisea, sobre todo si se cuenta con boletos de los niveles superiores. Uno se enfrenta a unas mareadoras escaleras que semejan a las de cualquier castillo medieval.

Llama mucho la atención la pluralidad de público. Si uno mira alrededor se puede percatar que se dieron cita desde jóvenes que apenas cuentan con la edad suficiente para comprar una cerveza legalmente, hasta veteranos que revelan su edad con el color de su cabello. También hay desde las personas más finas y elegantes (su vestimenta los delata) hasta los que no lo son tanto y optan por la comodidad.

Después de las tres llamadas y las recomendaciones de siempre en el sonido local (no tomar fotos ni videos) por fin hacen su aparición los 22 músicos que durante la siguiente hora y media se encargarán de reinterpretar de forma casi milímétrica, parte de la obra del músico tamaulipeco Juan García Esquivel. Todos portan elegantes trajes negros, en el caso de los varones; y finos vestidos rojos, en el caso de las mujeres. La única excepción es Brian O'Neil, alias Mr. Ho's, quien luce un impecable traje blanco que lo distingue del resto de los músicos.

A manera de introducción, en una de las pantallas superiores del escenario se proyecta un breve video en el que el siempre respetado Muñecón (locutor de radio y máximo difusor del lounge en México) explica con su inconfundible voz, un poco sobre lo que estamos a punto de vivir. Con el misterio que siempre lo ha caracterizado, lo único que deja ver de sí es su cuerpo.
Cuando terminan las palabras del hombre de la voz misteriosa, se trasmite un fragmento de una entrevista realizada hace muchos años a Esquivel en la que explica que nunca ha sabido en qué género clasificar su música, él simplemente se inspira en lo que escucha a su alrededor para crear sus enigmáticas composiciones.

Después de tan grata bienvenida, cada músico ocupa su lugar sobre el poblado escenario y comienza el huracán de sonidos. Si algo se debe agradecer al lugar es su impecable acústica; además, debido a su construcción, no importa en dónde estés porque prácticamente se ve bien desde cualquier lugar.
Dentro del repertorio musical de la noche, se ejecutaron tanto composiciones del músico mexicano nacido en 1918, como piezas que no compuso él, pero que se encargó de imprimirle su sonido mágico-espacial e inmortalizarlas.
El primer tema en sonar es "Street Scene", con un trabajo de coordinación musical pocas veces visto. Si en ocasiones, lograr que 4 personas se escuchen bien es complicado, ahora hacer que una orquesta de 22 lo haga es una labor titánica.
A lo largo de la noche, Brian aprovechó para ir relatando un poco de su trabajo, siempre con su marcado spanglish. Comentó desde la fascinación que siempre ha tenido por la música de Esquivel (un genio incomprendido, según sus propias palabras) hasta lo laborioso que ha resultado reinterpretar sus temas.
(Aquí se debe hacer un paréntesis para explicar que durante la década de los 70 se perdieron las partituras originales de las composiciones del músico mexicano. Sin embargo, en un intento por preservar su música de la forma más fiel posible, Brian se ha dedicado a sacar 'de oído' los sonidos de cada uno de los instrumentos musicales que componen cada tema del repertorio de Esquivel. Una labor casi arqueológica al más puro estilo de Indiana Jones. Fin del paréntesis).

Con una precisión quirúrgica, cada una de las 22 personas que se encontraban sobre la tarima se dedicó a recrear todas las piezas, entre las que se incluyeron "Night And Day", "Dancing In The Dark", "Sentimental" y "Harlem Nocturne", pero las que se llevaron las máximas ovaciones fueron "Mini Skirt" y "Mucha Muchacha" (con todo y los diálogos recreados por los coristas).
Una lástima que durara tan poco el concierto, sólo hubo un encore y al finalizar éste, el propio Brian tuvo que salir nuevamente y decir que ya no tocarían más porque no se saben más canciones. "Espero pronto sacar más canciones de Esquivel", fueron sus últimas palabras, para ahora sí, despedirse del público mexicano.
Pero lo que nadie puede negar es que se trató de una noche mágica en la que se pudo disfrutar de la música de uno de los genios musicales más grandes que ha dado nuestro país. Su legado es inconmensurable y ya viene siendo hora de que se le reconozca como debe. 


Aquí una lista con los 22 músicos que reinterpretaron los temas de Esquivel:
Trompeta 1: Bryan Davis 
Trompeta 2: Manuel Ríos MonteroTrompeta 3: Jesús Ríos Montero
Trombón: David Flores Renteria
Cuerno: Ken Pope
Trombón bajo: Chris Beaudry
Tenor 1: Antonio Vargas Rincón
Tenor 2: Enrique Ríos Flores
Barítono: Baltazar Chavarría
Flauta, saxofón: Marenglen Skendo
Voz soprano: Yolanda Scott
Voz soprano 2: Jennifer O'Neill
Voz Alto: Kristina Vaskys
Voz tenor: Paul Pampinella
Guitarra acústica/eléctrica: Jesús Millán
Guitarra: Todd James Weger
Bajo Jason: Arthur Davis
Batería: Luis Guzmán
Piano, percusión y pandero: Brian "Mr. Ho" O'Neill
Percusión: Greg Landes
Percusión: Gabriela Jiménez
Órgano/Acordeón: Rusty Wutkiewicz


4 comentarios:

senior gretsch dijo...

Esa noche fue como estar en un sueño , absoluto y enorme concierto , te elevaban las interpretaciones de mr ho`s orchestrotica

Shock dijo...

Así es, creo que no lo pudiste decir mejor: todo fue como un sueño.
Lo malo fue que todo sueño tiene que terminar pero ojalá pronto se repita.

Arturo dijo...

Descubrí la música de Esquivel apenas hace unas semanas. Ahora soy fanático, y me hubiera encantado haber estado en ese concierto.

Lo que me da un inmenso gusto es que se está rescatando la música del tamaulipeco. Es un artista infravalorado por nosotros sus paisanos. Era un genio.

¡Saludos!

¡Buen blog!

Shock dijo...

No te preocupes que seguro pronto regresarán a México- Por lo pronto, Mr. Ho's se encuentra trabajando en un nuevo álbum que probablemente salga este año.
Y de Esquivel lo único que nos queda es seguir disfrutando de toda la música que nos dejó.