jueves, 20 de febrero de 2014

ENTREVISTA CON LOS MONJO

Todo queda en familia

Uno de los secretos mejor guardados del punk mexicano son Los Monjo, cuarteto de Guadalajara conformado por los hermanos Tucho (vocalista), César (baterista) y René (bajista), más su primo Peter (guitarrista), quienes decidieron usar su apellido materno para nombrar a la banda. Al final, de forma literal, todos son Monjo.

Desde el primer momento en que uno los escucha se puede percatar de su distintivo sonido influenciado completamente por el punk vasco y español de finales de los ochenta e inicios de los noventa. Eskorbuto, Cicatríz, La Uvi y RIP son algunos de los grupos con los que uno los puede relacionar, al menos en cuanto a sonido.

Resulta complicado definir en qué se basa el secreto de su sonido, pero tal vez se deba a que cantan en español y hablan acerca de problemas con los que un mexicano promedio se puede identificar. Las letras de sus canciones son completamente políticas, lo cual se puede apreciar en temas como "Mexicanos Al Grito de Mierda", "Sólo En Este País" y "Hey Tú (Hazlo Tú Mismo)". Ellos, para no complicarse la existencia, definen su sonido como "ROCK BASURA".

Con poco más de una década de existencia, ellos son el ejemplo más claro de que uno nunca es profeta en su propia tierra. Con mucho esfuerzo y sus propios recursos, en el 2011 se lograron financiar una extensa gira por Europa. Nada mal para una banda que no aparece en revistas, programas de televisión y tal vez sólo en un programa de radio nacional han sido programados... incluso hasta parece que internet los ignora. En una rápida búsqueda, parece que son más las páginas españolas que escriben sobre ellos que las mexicanas.

Su discografía la integran tres sencillos de 7", dos splits, una aparición en la compilación ¡Brutales Matanzas! y su primer LP recién lanzado titulado La Vida Que Todos Envidian.

Previo a su presentación en la ciudad de México como parte del primer aniversario de Carcoma Records y con su primer LP bajo el brazo -editado sólo en vinilo-, los cuatro integrantes de la banda cedieron unos minutos de su tiempo a Música Inclasificable para la siguiente entrevista.

De izquierda a derecha: Peter, René, César y Tucho

¿Ustedes cómo conocieron el punk?

Tucho (T): César, el baterista, estaba estudiando la preparatoria y tenía varios amigos a los que les gustaba el rock, y entre esos compas había uno que escuchaba puro punk, tanto en español como en inglés, y fue por él que conocimos el punk porque a veces llevaba sus discos a nuestra casa.

Cuando uno escucha a Lon Monjo, se nota mucha influencia del punk español y vasco, a diferencia de otras bandas mexicanas que fueron influenciadas por el punk estadounidense...

T: Sí, eso es porque de los discos que escuchábamos con el compa que te digo, nosotros siempre nos identificábamos más con las bandas españolas y vascas de los ochentas tanto por el idioma como por la temática de sus letras porque parecía que también estaban describiendo nuestra vida. Aparte, a nosotros siempre nos gustó más el rock así, más simple; en cambio, los grupos gabachos de hardcore y punk como que tenían –y tienen– otro sonido, como de querer tocar lo más rápido posible y eso no nos gusta tanto.


¿Y ustedes a qué se dedican o de qué viven? Porque vivir de la música, y más precisamente del punk, suena a utopía.

César (C): Todos trabajamos y hemos trabajado de distintas cosas… comerciantes, en una empresa de refrigeración.
T: Mi jefe tiene un puesto de birria y barbacoa y nosotros trabajamos con él.

Llevan 11 años como Los Monjo, ¿qué fue lo que los motivó y los sigue motivando para continuar con la banda?

T: Cuando empezamos, lo que nos motivaba era hacer un demo y dejar un registro de nuestra música.
C: Ahora nuestra motivación es esto –enseña su primer LP, recién editado– y queremos seguir grabando canciones.
T: Sí, al inicio nuestra motivación fue el demo y, a partir de ahí, mucha gente lo escuchó, le gustó y se identificó con él y con nosotros. Aparte, a muchas personas les gusta cómo sonamos en vivo.
René (R): Sí, como motivación es eso: Grabar discos y dejarlos en la historia del rock mexicano [todos se ríen].

Ya que hablan de sus discos, anteriormente ustedes habían editado puros 7”, ¿por qué se tardaron tanto en hacer un LP? ¿Se sentían más cómodos con el formato pequeño?

C: Mira, al inicio nosotros teníamos pensado grabar un LP, al menos esa era nuestra intensión, pero los de la disquera nos dijeron que no, que ellos sólo estaban interesados en lanzar un sencillo de 7” con dos canciones; después, otro sello agarró otras dos canciones y luego otro eligió otras dos…
T: De hecho, nuestra primera grabación fue de 8 canciones porque queríamos un álbum completo, pero de ahí los sellos fueron eligiendo sólo dos canciones para ir editando sencillos.
C: Y aparte somos lentos para componer [risas].


¿Y de su LP recién editado qué pueden contar? ¿Cuántos días duró la grabación? ¿Hicieron muchas tomas?

T: Lo grabamos en dos días y fue todo en directo, es decir, los cuatro tocando al mismo tiempo en el estudio, prácticamente sin repetir tomas y queríamos que sonáramos en estudio igual que como sonamos en nuestros conciertos.
C: Lo grabamos en Guadalajara y fue editado en conjunto por una disquera que se llama Discos MMM para Estados Unidos y Trabuc Records para España.
R: Contiene 8 temas y también nos tardamos porque no queríamos repetir canciones de nuestros sencillos y splits pasados. Todas las canciones que vienen en nuestro LP son inéditas. Además, nos gusta hacer canciones que, primero, nos gusten a nosotros; no nos gusta grabar nada más porque sí o para llenar espacio.
T: Por lo general en nuestros ensayos salen varias ideas pero si después no nos va gustando el resultado final, la desechamos y comenzamos de cero una nueva idea hasta conseguir una canción que nos guste a los cuatro.
C: Y las 8 canciones son composiciones nuestras; en realidad nunca hemos grabado covers.


Dentro de sus logros sobresale la gira que realizaron en el 2011 por Europa, ¿qué recuerdos guardan de esa gira?

C: La gira duró mes y medio. Primero estuvimos 15 días en España, después estuvimos 15 días en Francia, Alemania, Suiza y Dinamarca, y después regresamos a España para terminar la gira.


¿De sus conciertos por Europa qué es lo que más recuerdan?

T: En España estuvo muy chingón, pero ya por ejemplo en Francia y Alemania mucha gente no nos conocía y estuvo muy seco el asunto.
C: Tal vez fue por el idioma pero en realidad nos quedamos con la idea de que como no son tantos los grupos mexicanos que se van de gira a Europa, son muy bien recibidos.
T: Y aparte somos muy carismáticos [risas].

Si existiera la posibilidad, ¿repetirían la experiencia de una gira europea?

R: Sí claro que aprovecharíamos la oportunidad pero sería igual, la mayoría de las fechas en España.
T: De hecho, cuando nos fuimos de gira a Europa, la idea original era sólo tocar en España pero sobre la marcha salieron las fechas en los otros países.

¿Por qué decidieron bautizar a su LP como “La Vida Que Todos Odian”?

T: Por una canción que viene incluida y trata acerca de que todas las personas siempre se la pasan envidiando a las demás personas. Por ejemplo, tú tienes tu vida pero le envidias algo a alguien y alguien te envidia algo a ti, sobre eso se trata la canción y por eso titulamos así al álbum.

Portada de su LP, realizada por Teodoro Hernández

Y por último, ¿ustedes como banda, le envidian algo a alguien?

T: Lo que envidiamos es la unión que existió entre bandas en épocas pasadas, por ejemplo la movida madrileña y todo lo que sucedió con el punk en España durante la década de los ochenta, porque no eran sólo músicos sino que también había personas de otras áreas inmersas en el movimiento.

¿Y entonces en Guadalajara no existe una escena de punk?

C: Sí hay pero es más del otro punk que decíamos, del estadounidense; así punk rock estilo ochentero, nosotros somos los únicos. Recuerdo que en nuestros primeros conciertos el público se sacaba de onda, decían: ‘Ah cabrón, ¿qué están tocando estos putos?’, porque no habían bandas de este estilo. En nuestros primeros años no podíamos armar un concierto como queríamos porque no había bandas así como nosotros... a huevo teníamos que tocar con grupos de hardcore, street punk y hasta de metal.
T: Ahora en Guadalajara, lo que está de moda es el rockabilly, parece que apenas llegó la invasión.


Las copias del LP recién editado de Los Monjo se pueden conseguir en Carcoma Records o directamente con la banda.

La siguiente fecha que Los Monjo tendrán será el 1° de marzo en la ciudad de México como parte del Festival NRMAL 2014.

No hay comentarios.: