jueves, 7 de julio de 2016

El sonido infernal de Satan's Pilgrims



Han transcurrido más de dos décadas desde que cinco jóvenes universitarios que compartían casa en Portland, Oregon, optaran por dar vida a una de las agrupaciones de música surf más influyentes y respetadas de la historia: Satan's Pilgrims.

El resultado de la unión de Dave (guitarra), Scott (guitarra), John (bajo), Bobby (guitarra) y Ted (batería) se podría definir como la sumatoria de tres guitarras bien aceitadas, una energética batería y una atmósfera tenebrosa con ciertas reminiscencias a las viejas películas de horror y bajo presupuesto. No fue coincidencia que el quinteto tomara su nombre de la película Satan's Sadists (1969) de Al Adamson, título representativo del género biker y de pandillas.

A ellos les tocó vivir la gloriosa década de los noventa para el movimiento subterráneo en Estados Unidos, cuando parecía que en cualquier momento todas las bandas independientes alcanzarían la fama y no existían diferencias tan marcadas entre géneros, por lo que era bastante común que agrupaciones con sonidos diferentes compartieran escenario o simplemente participaran en una misma compilación.

Pero al final, una banda es como cualquier persona y le llega su momento de madurez y adquirir nuevas responsabilidades. En el caso de Satan's Pilgrims, la vida personal de cada uno de sus integrantes influyó para que disminuyera de forma considerable la actividad del grupo; sin embargo, ningún obstáculo ha podido frenar al conjunto y aunque sus presentaciones sean escasas, todavía queda mucho futuro por delante.

Cuentan una discografía conformada por 6 álbumes y una larga lista de participaciones en compilaciones, tributos y splits editados por importantes sellos especializados en rock & roll como Estrus Records, MuSick Recordings y Dionysus Records, además de la propia disquera de la banda, SP Records, con la que han publicado sus lanzamientos más recientes.

En Música Inclasificable estamos orgullosos de poder compartir la siguiente plática que tuvimos con Ted Pilgrim, baterista del quinteto, quien nos contó desde las fiestas caseras que dieron origen al nacimiento del grupo, las dificultades de tener a tres guitarristas en una banda de música surf y la idea de realizar una versión instrumental del tema principal de The Godfather (El Padrino), hasta las posibilidades reales de algún día poder tener al conjunto en México.

De Portland para el mundo: Satan's Pilgrims

¿Cómo fue que ustedes descubrieron la música surf?

Creo que desde jóvenes, los cinco crecimos escuchando a The Beach Boys; en mi caso, probablemente cuando tenía 6 años eran mi banda favorita. Por otra parte, algunos de nuestros familiares tenían discos de The Ventures, The Fabulous Wailers y siempre estuvimos expuestos a las estaciones de radio que programaban canciones como "Wipeout" de The Surfaris y "Pipeline" de The Chantays. En algún momento de los ochenta o inicios de los noventa, asistíamos a los conciertos de The Phantom Surfers, The Untamed Youth y Jackie & the Cedrics cada que visitaban nuestra ciudad. Verlos en vivo fue una inspiración muy grande para que nosotros decidiéramos comprar el equipo adecuado (algo muy importante) e intentáramos empezar a componer nuestra propia música.

¿En qué consistían las fiestas caseras organizadas a inicios de los noventa que dieron origen al nacimiento de la banda?

La banda nació por accidente. Todos éramos compañeros de cuarto en una casa de Portland, Oregon, y cada uno de nosotros tocaba en su propia banda, las cuales iban de géneros como el soul hasta el hardcore, grunge, folk y punk. Fue alrededor de 1991 que empezamos a ensayar todas las tardes de los domingos y sólo nos dedicábamos a improvisar canciones de música surf y cualquier cosa relacionada con los sesenta pero lo hacíamos por diversión. Nos empezó a gustar tanto el sonido del reverb y de los instrumentos vintage que decidimos cambiar nuestros amplificadores. Recuerdo que empezamos a escuchar mucho a The Ventures, quienes son de Washington (estado vecino de Oregon) y empezamos a explorar algunos sonidos más “oscuros” dentro de la música surf. La noche de año nuevo de 1992 hicimos una fiesta en la casa en la que vivíamos todos y ahí fue cuando tocamos por primera vez ante un público, aunque todos eran nuestros amigos pero no recuerdo si ya teníamos un nombre. Después tocamos en otro par de fiestas hasta que eventualmente empezamos a tocar en foros de nuestra ciudad y las cosas se fueron dando.

Una de sus principales características es que utilizan tres guitarristas, algo poco común en la música surf, ¿a qué se debió esto?


Nunca fuimos conscientes de eso. Lo que pasó es que había tres de nosotros que tocaban la guitarra y las cosas funcionaron bien desde un inicio. Tampoco es que nosotros fuimos los primeros con esta característica dentro de la música surf porque décadas anteriores existieron bandas de renombre como The Astronauts que tenían tres guitarristas e inclusive yo tengo un ejemplar del libro Surfin’ Guitars: Instrumental Surf Bands of the Sixties de Bob Dalley en el que menciona a varias agrupaciones pequeñas que nunca se dieron a conocer pero que también contaban con tres guitarristas.

¿Cuál es el principal problema de tener tres guitarristas en una banda de surf?

No se me ocurre ninguna dificultad, tal vez sólo el hecho de tener que meter nuestros cuatro amplificadores (incluido el del bajo) en una camioneta e ir a los conciertos. Basado en nuestros gustos musicales, las cosas siempre han funcionado entre nosotros y yo considero que nuestros tres guitarristas son buenos y se complementan hasta lograr que cada composición suene lo mejor posible. Cada uno tiene su propio momento para brillar en cada canción.

Ustedes definen su sonido como pilgrim sound, ¿en qué consiste o cómo lo describes?

Las personas suelen decirnos que siempre que escuchan una de nuestras canciones en un concierto, en la radio o en internet, de inmediato saben que somos nosotros y eso yo lo considero como un halago. Yo diría que lo que nos aleja un poco del resto de agrupaciones de música surf es la influencia que tenemos de las bandas de garage de los sesenta así que tal vez una buena forma de definir nuestro sonido sería garage-surf.

En general, nos gusta bromear con todos los subgéneros de la música surf; además, me gustaría mencionar que aunque nos influenció el sonido original de la California de inicios de los sesenta donde nació la música surf, yo me considero más cercano al sonido de las bandas de la bahía del sur que las de Orange County, y de igual forma fuimos influenciados por bandas no californianas como The Trashmen, The Astronauts y por supuesto The Ventures por su cercanía geográfica, y por incontables agrupaciones que nunca alcanzaron la fama, como The Toads de New Jersey, por ejemplo.


Probablemente uno de los covers más famosos en la historia de la música surf es la versión que ustedes hicieron del tema principal de la película The Godfather (El Padrino), ¿recuerdan cómo nació la idea de hacer ese cover?

Todo lo que recuerdo es a Scott con su guitarra en su recámara tocando la melodía principal una y otra vez hasta que conseguimos el disco de la banda sonora de la película y delimitamos las partes que queríamos usar y las que no. Al final juntamos todos los instrumentos y le agregamos nuestro sonido personal, como la guitarra de Dave al inicio del tema.


Si pudieras grabar el tema principal de cualquier película, ¿cuál escogerías?

El tema principal de Chariot of the Gods? (La Nave de los Dioses, 1974) realizada por Peter Thomas Sound Orchestra. Toda la banda sonora, de hecho.


¿Cuál es su inspiración o cómo deciden los títulos de sus canciones instrumentales?

Varía. Es difícil elegir un buen título para una canción instrumental. A veces nos basamos en el “sentimiento” de la canción y en otras ocasiones nos basamos en bromas o situaciones que nos pasan en nuestras vidas.

¿Cómo era la escena de música surf en los noventa en Estados Unidos? ¿Qué es lo que más recuerdas de esa época?

La ESCENA MUSICAL en los noventa era fantástica. La música alternativa (indie, grunge, underground, punk, estaciones de radio colegial, llámalo como quieras) empezó a recibir mayor difusión y parecía que existían más personas que tenían entre 18 y 40 años que nunca; sin embargo, yo no puedo hablar mucho de la “escena surf” debido a que sólo la frecuentábamos de vez en cuando. Hicimos una gira junto a The Bomboras y algunos conciertos con bandas de surf, pero en realidad tocábamos y salíamos de gira con bandas de garage o de otros géneros musicales. El resultado de eso es que tenemos seguidores en todo el mundo que les gusta nuestra música pero no necesariamente son amantes de la música surf y nosotros estamos orgullosos de eso.


Yo creo que en la actualidad las bandas de música surf se han aislado mucho por sí mismas y ahora sólo quieren tocar con otras bandas de su mismo género todo el tiempo. Una consecuencia negativa de esto es que el público no aumenta porque los grupos siempre tocan para las mismas personas y no logran atraer a personas que no necesariamente están familiarizadas con la música instrumental… PEEERO, debo decir que desde que los noventa terminaron nosotros empezamos a ser más queridos dentro de la escena de música surf a nivel mundial. Gracias a las redes sociales y a sitios como la comunidad Surf Guitar 101, la estación de radio por internet North Sea Surf, festivales como el SG101 en California y el Surfer Joe en Italia, nos sentimos incluidos en lo que hoy es una escena y que en los noventa no existía.


De igual forma, nos encanta tener seguidores que nos conocen desde hace décadas pero también hay muchos que han descubierto nuestra música en años recientes gracias a las páginas que mencioné anteriormente. Creo que en los noventa existía un sitio llamado Cowabunga pero siempre nos ignoraron y ahora, visto a la distancia, creo que fue mejor así.

Mis recuerdos favoritos de los noventa son las giras que hicimos por todo Estados Unidos en las que tocamos en festivales como el Garage Shock y los conciertos en el Crystal Ballroom en Portland junto a nuestros héroes The Ventures, Link Wray y The Fabulous Wailers, además de tener la oportunidad de conocer a otras grandes bandas, muchas de las cuales continúan siendo nuestras amigas.

En mi caso personal, yo considero Psychsploitation (SP Records, 2009) como uno de los mejores discos en la historia de la música surf, en especial por su sonido tan distintivo y lleno de psicodelia, ¿podrías platicarme acerca del proceso de grabación de ese álbum en particular?

El proceso yo lo llamaría “suerte” (risas). A lo que me refiero es que en ese entonces Scott, nuestro guitarrista, compartía casa con Eric Hedford (baterista de The Dandy Warhols y reconocido productor musical), quien grabó y ayudó a producir el álbum, así que teníamos mucho equipo de grabación a nuestra disposición todo el tiempo y era prácticamente gratis. Si eso no nos hubiera pasado, obviamente el costo por hacer el álbum hubiera sido infinitamente mayor y tal vez no hubiéramos podido pagarlo. También es importante mencionar que por cuestiones laborales, desde el 2000 yo me mudé de Portland a Tennessee, que está al otro lado del país, así que para hacer el material fue indispensable internet y diariamente nos compartíamos ideas a través de correos electrónicos y practicábamos las canciones sin estar los cinco juntos. Una diferencia notable fue que para el Psychsploitation tuvimos tiempo de sobra y todo lo hicimos a paso lento durante un largo periodo de tiempo; en cambio, todos los álbumes que hicimos en los noventa fueron grabados prácticamente en semanas.


Desde el 2009 no han lanzado un álbum inédito, ¿tienen planes para empezar a grabar algo pronto?

Sí, en estos momentos estamos componiendo nuevas canciones y con suerte nuestro nuevo álbum estará listo el próximo año.

El año pasado lanzaron la compilación Frankenstomp (recomendamos leer nuestra reseña del álbum) con la que celebraron más de dos décadas de trayectoria, ¿qué ha sido lo más complicado en estos años para mantener con vida a la banda?

Probablemente lo que comenté antes y es el hecho de que ahora yo vivo al otro lado del país. Ahora tenemos que planificar con mucho tiempo de anticipación cada uno de nuestros conciertos y por lo general sólo tengo tiempo de llegar con mis compañeros unos días antes para ensayar dos o tres veces antes de cada fecha. Al final, creo que esto nos ha unido y nos ha hecho apreciar más a la banda y dar lo mejor de nosotros en cada uno de nuestros esporádicos conciertos.

En México hay muchos seguidores de la banda y existen rumores sobre una posible visita a nuestro país, ¿existe alguna posibilidad REAL de ver a la banda algún día por acá?

Estamos en negociaciones y nos encantaría ir a México. La parte más difícil es coordinar el tiempo para lograrlo pero nosotros estamos encantados de poder concretarlo.

Finalmente, ¿algún mensaje para los fans mexicanos?

En Facebook tenemos más seguidores de México que de ningún otro país ¡¡y eso incluye Estados Unidos!! Amamos a nuestros seguidores mexicanos y les agradecemos por seguir recordándonos después de tantos años.  ¡Viva México!


Para conocer más sobre la banda se puede visitar su página oficial. De momento la única fecha que ofrecerán próximamente es el 30 de julio en su natal Portland, Oregon:



No hay comentarios.: